Es­ta vez los ul­tras no han que­da­do pa­ra ver­lo fue­ra

En 2015, en un Le­gia-Ajax tam­bién ce­rra­do, se jun­ta­ron 3.000

AS (Aragon) - - Legia-Real Madrid - POR BARBARA BARDADYN

Por cuar­ta vez en los úl­ti­mos años el Le­gia ju­ga­rá a puer­ta ce­rra­da. El his­to­rial de los ul­tras del club po­la­co ya le pa­só fac­tu­ra en tres en­cuen­tros re­cien­tes de la Eu­ro­pa Lea­gue. Le to­có ju­gar en un es­ta­dio va­cío con­tra el Apo­llon Li­mas­sol chi­prio­ta en la tem­po­ra­da 2013-14 y dos ve­ces más la cam­pa­ña si­guien­te, con­tra el Trab­zons­por tur­co y el Ajax...

Por cul­pa de los ul­tras que du­ran­te el par­ti­do con­tra el Bo­rus­sia Dort­mund pro­vo­ca­ron dis­tur­bios, en­tre otros ata­car a los ste­wards con gas pi­mien­ta, los hin­chas ‘nor­ma­les’ no po­drán ver al equi­po o a sus ído­los del Real Ma­drid en vi­vo. Pa­ra ellos es un gran gol­pe. To­das las en­tra­das ya se ha­bían ven­di­do a prin­ci­pios de sep­tiem­bre y to­dos es­pe­ra­ban con im­pa­cien­cia el par­ti­do del si­glo en Po­lo­nia. Pe­ro en vez de dis­fru­tar­lo, en­tre los afi­cio­na­dos del Le­gia do­mi­na un sen­ti­mien­to de ra­bia.

Es­ta vez, no obs­tan­te, pa­re­ce que no habrá una con­cen­tra­ción de ul­tras al­re­de­dor del es­ta­dio Wojs­ka Pols­kie­go (tam­bién del Ejér­ci­to). Cuan­do en fe­bre­ro de 2015 el Le­gia ju­gó a puer­ta ce­rra­da con­tra el Ajax en die­ci­sei­sa­vos de la Eu­ro­pa Lea­gue, unos 3.000 se­gui­do­res vie­ron el par­ti­do en una gran pan­ta­lla en el apar­ca­mien­to en­fren­te del re­cin­to. De es­ta ma­ne­ra apo­ya­ron al equi­po, can­tan­do du­ran­te los 90 mi­nu­tos, aun­que de po­co le sir­vió al Le­gia, que per­dió 0-3 y que­dó eli­mi­na­do...

Los ju­ga­do­res po­la­cos oye­ron muy bien los cán­ti­cos des­de den­tro, y des­pués del par­ti­do Frank de Boer, el en­ton­ces téc­ni­co del Ajax, ala­bó a los hin­chas en la con­fe­ren­cia de Pren­sa, lle­gan­do a de­cir que ca­da club de­be­ría te­ner se­gui­do­res co­mo ellos. Aho­ra, pa­ra el par­ti­do con­tra el Ma­drid, la Aso­cia­ción de los Hin­chas del Le­gia de Varsovia, que­ría or­ga­ni­zar en un prin­ci­pio al­go si­mi­lar, pe­ro al fi­nal ha re­nun­cia­do. Al me­nos, apa­ren­te­men­te. “Es­ta vez no habrá na­da”, ha ase­gu­ra­do pú­bli­ca­men­te Les­zek Mank, el je­fe del gru­po que aglu­ti­na a los hin­chas, pe­ro no quie­re ex­pli­car por qué no se ha­rá.

Una de­ci­sión de la que no se fía del to­do la po­li­cía po­la­ca. Es­tá pre­vis­to que des­de va­rias ho­ras an­tes del cho­que se des­plie­gue un im­por­tan­te nú­me­ro de efec­ti­vos en los al­re­de­do­res del es­ta­dio. En Varsovia no se quie­re oír ha­blar de más in­ci­den­tes que em­pa­ñen el nom­bre de la ciu­dad.

Pre­cau­ción La po­li­cía po­la­ca no se fía y des­ple­ga­rá efec­ti­vos al­re­de­dor del es­ta­dio

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.