Griez­mann, el hé­roe in­can­sa­ble

Abrió el mar­ca­dor en el 28’ y lo ce­rró en el 93’ En­tre me­dias, un gol del Ros­tov y mu­chos pro­ble­mas pa­ra de­rri­bar su mu­ro El Atleti es­tá en oc­ta­vos

AS (Aragon) - - Atlético De Madrid-rostov - PA­TRI­CIA CAZÓN

El par­ti­do no po­día ter­mi­nar de otra ma­ne­ra. Con in­tri­ga, ner­vios de pun­ta y una bo­ta, la de Griez­mann que le abre al Atleti la puer­ta de los oc­ta­vos de la Cham­pions. Y en un mi­nu­to mal­di­to, el 93’, que ayer el Cal­de­rón exor­ci­zó. Por­que sí, ahí es­ta­ba jus­to el par­ti­do, en ese mi­nu­to y con un equi­po, el ro­ji­blan­co, in­ca­paz de tum­bar el mu­ro ru­so que el Ros­tov ha­bía le­van­ta­do so­bre su hier­ba. Da­ba igual có­mo lo in­ten­ta­ra Si­mo­ne.

Por­que lo in­ten­tó de mu­chas ma­ne­ras. Jun­tan­do a Ca­rras­co, Griez­mann, Torres y Ga­mei­ro va­rios mi­nu­tos so­bre el cés­ped. O con la

car­ta Co­rrea des­de el ban­qui­llo. O la de Go­dín, de­lan­te­ro cen­tro. Pe­ro na­da, im­po­si­ble, no ha­bía ma­ne­ra, el Ros­tov eran on­ce hom­bres en su área, sin agu­je­ros ni res­qui­cios. En­ton­ces, en la úl­ti­ma ju­ga­da del par­ti­do, esa del 93’, Gats­kan pei­na un ba­lón ha­cia atrás que ha­bi­li­ta a Griez­mann, el fran­cés me­te la pun­te­ra de la bo­ta iz­quier­da y ha­ce gol. El lí­nea lo anu­la. El ár­bi­tro lo va­li­da. El Cal­de­rón es­ta­lla. Su gri­to de eu­fo­ria cuen­ta cuán­to cos­tó.

Por­que fue mu­cho. Un ho­rror. No ha­bían via­ja­do los ru­sos 3.500 ki­ló­me­tros pa­ra en­ce­rrar­se aquí co­mo allí y lo de­ja­ron cla­ro en la pri­me­ra pe­lo­ta del par­ti­do. Cór­ner del Ros­tov y una sen­sa­ción: ju­ga­ba más abier­to, más ver­ti­cal, más di­rec­to. Az­moun no ca­be­ceó aquel ba­lón por un cen­tí­me­tro. La gra­da, mien­tras, ca­lla­ba emo­cio­na­da. Su si­len­cio du­ró cua­tro mi­nu­tos, los mis­mos en los que on­deó una pan­car­ta al cie­lo: “En re­cuer­do al ter­cer an­fi­tea­tro, ¡pre­sen­tes!”. Ha­bía re­cu­pe­ra­do la voz, y los cán­ti­cos, y los aplau­sos el Cal­de­rón, cuan­do, jus­to des­pués de un re­ma­te de No­boa, Ko­ke ro­ba­ba un ba­lón y fa­bri­ca­ba una con­tra ra­pi­dí­si­ma, que con­ti­nua­ba una ca­bal­ga­da de Griez­mann, con ca­ño in­clui­do pa­ra qui­tar­se de en­ci­ma a un ri­val, y una ce­sión a Ca­rras­co. Un de­fen­sa ata­ja­ría ese ba­lón del bel­ga pe­ro Griez­mann se ha­bía pues­to ba­jo los fo­cos y ya no de­ja­ría de es­tar­lo.

En el mi­nu­to 28, el fran­cés abrió por pri­me­ra vez la puer­ta a los oc­ta­vos de la Cham­pions en el Cal­de­rón usan­do co­mo lla­ve, có­mo no, su zur­da. Cen­tro de Ca­rras­co, Az­moun pei­na y la pe­lo­ta le lle­ga a Gri­zi que, a la me­dia vuel­ta, al­za la pier­na y gol­pea con el ex­te­rior, plín, lo jus­to pa­ra ha­cer un gol del que es im­po­si­ble ha­blar sin po­ner­le el ape­lli­do go­la­zo.

Ce­le­bra­ba el Cal­de­rón. Bu­fan­das al ai­re, afo­nía en las gar­gan­tas y una son­ri­sa en las ca­ras que, 50 se­gun­dos des­pués, se con­ver­tía en mue­ca: al gol de Griez­mann res­pon­dió el Ros­tov en la ju­ga­da si­guien­te. Si lo del fran­cés ha­bía si­do ar­te, lo ru­so fue más mun­dano, pe­ro igual de efec­ti­vo: con­tra, ca­rre­ra, pa­si­llo de Go­dín y Sa­vic a Az­moun y gol.

Una en­tra­da du­rí­si­ma de Go­dín que le­sio­nó a Erok­hin al fi­nal de la pri­me­ra par­te en­ra­re­ció to­do el par­ti­do en la se­gun­da. El Atleti pron­to en­ce­rró al Ros­tov en su área. Un Ros­tov trans­for­ma­do ya en mu­ro que, ade­más, fi­na­li­za­ba ca­da ju­ga­da con un aga­rrón por aquí o un pa­ta­dón por allá. El par­ti­do se po­nía es­pe­so, pe­ro na­da de lo que Si­meo­ne ha­cía va­lía. Los ru­sos ca­da vez es­ta­ban más jun­tos, más apre­ta­dos. Y da­ba igual el ím­pe­tu de Torres, los cen­tros ca­si gol de Vr­salj­ko o los ba­lo­nes de Ko­ke: to­do era dar­se de ca­be­za­zos con­tra esa pa­red ama­ri­lla, mu­ra­lla de ace­ro ru­so.

El re­loj avan­za­ba, im­pa­si­ble, y cuan­to más cer­ca es­ta­ba del 90’ con más des­or­den ata­ca­ba el Atleti. En­ton­ces fue cuan­do su agu­ja lle­gó al 93’, Go­dín era el de­lan­te­ro cen­tro y Gats­kan pei­na­ba un ba­lón ha­cia atrás pa­ra que Griez­mann vol­vie­ra a po­ner­se la ca­pa y lle­va­ra vo­lan­do al Atlé­ti­co a oc­ta­vos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.