Lau­da cri­ti­ca a Vers­tap­pen por su “arro­gan­cia”

El aus­tria­co se une a Wolff y cues­tio­na su ataque a Ros­berg en la sa­li­da: “Se ha cre­ci­do de­ma­sia­do”

AS (Aragon) - - Fórmula 1 - —V. S.

Cuan­do el Mun­dial se reanu­dó en Bél­gi­ca tras el pa­rón ve­ra­nie­go, Vers­tap­pen tu­vo un ro­ce im­por­tan­te con el equi­po Fe­rra­ri por pro­vo­car, se­gún los ita­lia­nos, que Vet­tel y Raik­ko­nen se to­ca­ran en la sa­li­da, y aho­ra, des­pués del GP de Mé­xi­co, los que es­tán en­fa­da­dos con el ho­lan­dés son los di­ri­gen­tes de Mer­ce­des.

To­to Wolff ya mos­tró su des­con­ten­to con Max por cho­car rue­das con Ros­berg al co­mien­zo de la ca­rre­ra cuan­do se es­tá ju­gan­do el tí­tu­lo, y Ni­ki Lau­da se su­ma tam­bién a la re­pri­men­da: “Se ha cre­ci­do de­ma­sia­do y aho­ra con­du­ce con una arro­gan­cia in­creí­ble”. Es­ta no es la pri­me­ra vez que Lau­da cri­ti­ca al jo­ven de 19 años, de he­cho, a raíz de la men­cio­na­da ca­rre­ra en Spa, se ini­ció aque­lla pe­lea dia­léc­ti­ca del psi­quia­tra en­tre ellos. “Ne­ce­si­ta un psi­quia­tra si ve a Ki­mi cul­pa­ble”, le di­jo Ni­ki. “De ir al psi­quia­tra, Lau­da de­be­ría acom­pa­ñar­me”, le res­pon­dió Max. Y fi­nal­men­te, el de Mer­ce­des con­clu­yó: “El psi­quia­tra di­rá quién se que­da”.

La dis­cor­dan­cia en­tre Lau­da y Vers­tap­pen no es nue­va co­mo pue­den com­pro­bar, pe­ro fue­ra de Mer­ce­des tam­bién se ha cri­ti­ca­do al de Red Bull. La pren­sa ale­ma­na te­me que pue­da in­fluir en la lu­cha en­tre Ros­berg y Ha­mil­ton y Ec­cles­to­ne opi­nó que “Max de­bió ha­ber le­van­ta­do” el pie pa­ra evi­tar el con­tac­to con Ni­co.

Y el re­pre­sen­tan­te de Vers­tap­pen, Ray­mond Ver­meu­len, tam­bién ha­ce fuer­za pa­ra pro­te­ger­le: “Max hi­zo una ca­rre­ra fuer­te. Fue cas­ti­ga­do por­que cor­tó una cur­va, pe­ro Ros­berg y Ha­mil­ton no lo fue­ron, eso es un do­ble ra­se­ro. Y lu­cha­mos por to­das las po­si­cio­nes, pe­ro no in­ter­fe­ri­mos en el Mun­dial”, ase­gu­ra.

“Max de­bió ha­ber le­van­ta­do”, opi­nó Ec­cles­to­ne so­bre aquel per­can­ce

PO­LÉ­MI­CO. Las ac­cio­nes de Max no de­jan a na­die in­di­fe­ren­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.