Oblak se re­ti­ró por pre­cau­ción tras un gol­pe en el de­do gor­do

AS (Aragon) - - Atlético De Madrid -

Co­men­za­ba ayer el Atlé­ti­co a en­tre­nar­se so­bre el cés­ped de Ma­ja­dahon­da, des­pués de que la plan­ti­lla hi­cie­ra me­dia ho­ra de gim­na­sio, a las 11:30. Por un la­do, los ju­ga­do­res de cam­po ha­cían ca­rre­ra con­ti­nua al­re­de­dor del cam­po 1 de la ciu­dad de­por­ti­va di­vi­di­dos en dos gru­pos. Por otro, los cua­tro por­te­ros tra­ba­ja­ban a las ór­de­nes de Pa­blo Ver­ce­llo­ne en una es­qui­na. De pron­to, Oblak, des­pués de ata­jar un ba­lón, se qui­ta­ba el guan­te de su mano de­re­cha, mos­tran­do el de­do gor­do con ges­to do­lo­ri­do. No vol­ve­ría a po­nér­se­lo: el por­te­ro aban­do­na­ría mi­nu­tos des­pués la se­sión, jun­to a Mo­yá, ca­mino del gim­na­sio.

No hay ra­zón pa­ra preo­cu­par­se. El es­lo­veno se re­ti­ró por pre­cau­ción. El gol­pe só­lo fue eso, un gol­pe. Hoy, en prin­ci­pio, Oblak es­ta­rá tra­ba­jan­do con el res­to del gru­po sin pro­ble­ma, en la úl­ti­ma se­sión del Atle­ti an­tes de via­jar a Anoe­ta pa­ra me­dir­se a la Real So­cie­dad (ma­ña­na, 16:15 ho­ras, 11ª jor­na­da).

Ayer fue cru­zar Oblak la puer­ta que lle­va del cam­po 1 al gim­na­sio y, se­gun­dos des­pués, apa­re­cer Griez­mann por ella. Has­ta que el por­te­ro se re­ti­ra­ra, el del fran­cés era el nom­bre pro­pio del en­tre­na­mien­to. Y lo era por­que no es­ta­ba, no co­rría con sus com­pa­ñe­ros al­re­de­dor del cam­po. Aun­que su au­sen­cia siem­pre asus­ta, no ha­bía mo­ti­vo pa­ra la alar­ma ayer: Griez­mann re­ci­bió un gol­pe en el par­ti­do an­te el Ros­tov y es­ta­ba en el gim­na­sio ha­cien­do tra­ba­jo al­ter­na­ti­vo. Sim­ple­men­te em­pe­zó a tra­ba­jar so­bre la hier­ba me­dia ho­ra más tar­de que el res­to de sus com­pa­ñe­ros.

Oblak, en la se­sión de ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.