El me­jor equi­po del mun­do se mi­ra de­ma­sia­do al es­pe­jo

AS (Aragon) - - Televisión - MUN­DO CU­LÉ @aca­ra­de­pe­rro LA FRA­SE DEL DÍA

El me­jor equi­po del mun­do. Sien­do ri­gu­ro­sos, has­ta que no ha­ya un nue­vo cam­peón del Mun­dial de Clu­bes de la FI­FA el pró­xi­mo 18 de di­ciem­bre en Yo­koha­ma, el Ba­rça tie­ne to­do el de­re­cho del mun­do a ser con­si­de­ra­do “el me­jor equi­po del mun­do”, pues con­quis­tó ese tí­tu­lo ha­ce 13 me­ses en ese mis­mo es­ce­na­rio. Un tí­tu­lo que el equi­po blau­gra­na ha ga­na­do más que na­die, tres ve­ces en los úl­ti­mos sie­te años (2009, 2011, 2015). Así pues, la es­ca­ra­pe­la FI­FA que lle­va­rán has­ta jus­to an­tes de Na­vi­dad les acre­di­ta co­mo los me­jo­res del pla­ne­ta.

El elo­gio de­bi­li­ta. An­te es­te pal­ma­rés, al que se su­ma la gran can­ti­dad de tí­tu­los ob­te­ni­do en es­te úl­ti­mo año, así co­mo la pre­sen­cia del me­jor ju­ga­dor del mun­do ha­cen que allá don­de va­ya, el Ba­rça sea re­ci­bi­do sin dis­cu­sión co­mo el me­jor, elo­gio que re­pi­ten has­ta la sa­cie­dad to­dos los en­tre­na­do­res y ju­ga­do­res de los equi­pos que se en­fren­tan a los ca­ta­la­nes a me­dio ca­mino en­tre la ad­mi­ra­ción y la mo­ti­va­ción. El Bar­ce­lo­na, por su par­te, da la sen­sa­ción que se sien­te có­mo­do en es­te pa­pel ga­na­do con jus­ti­cia, pe­ro que de un tiem­po a es­ta par­te acep­ta los elo­gios aun­que no ejer­ce so­bre el cam­po las fun­cio­nes pa­ra re­afir­mar esa con­di­ción con la obra fut­bo­lís­ti­ca dia­ria. Pa­re­ce que el tó­pi­co de que el elo­gio de­bi­li­ta se cum­ple a pies jun­ti­llas en el Bar­ce­lo­na.

Mes­si y el equi­po. El ini­cio de tem­po­ra­da no ha si­do pro­pio del me­jor del mun­do. A los de Luis En­ri­que se les apa­gan los plo­mos de­ma­sia­do a me­nu­do du­ran­te los par­ti­dos y, si bien es cier­to que si­guen op­tan­do a to­dos los tí­tu­los, la sen­sa­ción de au­to­ri­dad de un equi­po que uná­ni­me­men­te es re­co­no­ci­do co­mo el me­jor de­ja que desear. La di­fe­ren­cia en­tre la au­to­ri­dad in­di­vi­dual de Mes­si res­pec­to a la del con­jun­to es bru­tal. Leo es el me­jor y lo de­mues­tra ca­da día. Del equi­po no pue­de de­cir­se lo mis­mo. Un buen ejem­plo es lo que pa­só el mar­tes en Man­ches­ter.

Tiem­po y com­pe­ten­cia. Pue­de que to­do sea cues­tión de tiem­po y que en­tre las le­sio­nes y que Luis En­ri­que ha­ya di­se­ña­do una tem­po­ra­da pa­ra es­tar bien en pri­ma­ve­ra, me alar­me sin mo­ti­vo. Tam­bién es cier­to que no pa­re­ce que ha­ya na­die a día de hoy que ejer­za una he­ge­mo­nía in­con­tes­ta­ble. Pe­ro me si­gue que­dan­do la sen­sa­ción de que el Ba­rça vi­ve días en­si­mis­ma­do an­te su re­fle­jo en el es­pe­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.