“El pre­mio de LaLi­ga es de to­do el fút­bol fe­me­nino”

La del Ba­rça fue la má­xi­ma go­lea­do­ra la pa­sa­da tem­po­ra­da, lo que le ha lle­va­do a ser la pri­me­ra pre­mia­da por Lali­ga. Jen­ni Her­mo­so

AS (Aragon) - - Liga Iberdrola - ISA­BEL ROLDÁN LA EN­TRE­VIS­TA

Qué sien­te al ha­ber­se con­ver­ti­do en la pri­me­ra fut­bo­lis­ta en re­ci­bir el pre­mio de LaLi­ga a la má­xi­ma go­lea­do­ra? —Me sien­to bien, pe­ro no por ser la pri­me­ra, sino por ver que ca­da vez se re­co­no­ce más al fút­bol fe­me­nino. Creo que es un pre­mio co­lec­ti­vo: pa­ra las pio­ne­ras que em­pe­za­ron a lu­char por es­to, pa­ra las que es­ta­mos aho­ra y pa­ra las que ven­drán. —Us­ted fue la má­xi­ma go­lea­do­ra de la tem­po­ra­da pa­sa­da, con 24 go­les, pe­ro es­te año la pug­na ha em­pe­za­do muy fuer­te. ¿Sien­te que ca­da vez la com­pe­ten­cia es más du­ra? —(Tras fir­mar el miér­co­les un hat-trick en la vic­to­ria que le de­vol­vió el li­de­ra­to al Bar­ce­lo­na, es se­gun­da, con 10 go­les, tras So­ni,

del Atlé­ti­co, con 12). Eso quie­re de­cir que la li­ga es­tá cre­cien­do y ca­da vez hay más ju­ga­do­ras que van al ata­que. Es­te año va a es­tar com­pli­ca­do pe­ro es­pe­ro se lo lle­ve una del Ba­rça. Tam­bién la li­ga es ca­da vez más com­pe­ti­ti­va por­que los equi­pos es­tán más tra­ba­ja­dos y eso nos lo po­ne más di­fí­cil. —La pa­sa­da tem­po­ra­da el Ba­rça se fue de va­cío. ¿Se han re­cu­pe­ra­do de la de­cep­ción? —Más que de­cep­ción fue una tris­te­za por­que te­ne­mos muy bue­nas ju­ga­do­ras co­mo pa­ra, por lo me­nos, ha­ber ga­na­do un tí­tu­lo. Lle­var­se el pi­chi­chi o el ga­lar­dón a la por­te­ra me­nos go­lea­da sir­ve de po­co. Es­pe­ra­mos que es­ta tem­po­ra­da to­dos los pre­mios sean co­lec­ti­vos. —Jen­ni es la mu­jer de la eter­na son­ri­sa. ¿Tie­ne que ver con su ma­ne­ra de en­ten­der el fút­bol? —Ne­ce­si­to dis­fru­tar del fút­bol pa­ra ha­cer­lo bien. Cuan­do es­toy más ale­gre se no­ta en el cam­po. Así me ha ido bien. Me lle­na son­reír y ha­cer son­reír. —¿Has­ta qué pun­to tie­ne que ver el Ba­rça en esa fe­li­ci­dad? —El Ba­rça me es­tá dan­do lo que nun­ca en­con­tré en Es­pa­ña. Em­pe­cé en el Atlé­ti­co y allí me for­ma­ron co­mo fut­bo­lis­ta y per­so­na. De ahí di el sal­to al Ra­yo, que en­ton­ces ju­ga­ba en un ni­vel má­xi­mo y era un equi­po ga­na­dor. Aquí, en el Ba­rça, ten­go to­do lo que ne­ce­si­to. La pro­fe­sio­na­li­dad que tie­nen aquí nos ha­ce ser ca­da día me­jo­res. —Con el Ba­rça ha ga­na­do li­gas, co­pas... La pró­xi­ma se­ma­na jue­gan la ida de los oc­ta­vos de la Cham­pions. ¿Se ve dispu­tan­do una fi­nal eu­ro­pea? —Es­te equi­po lo es­tá ha­cien­do ca­da vez me­jor y és­te es el ca­mino que nos va a lle­var al­gún día a ju­gar una fi­nal. —Lla­man la aten­ción sus ta­tua­jes. ¿Qué sig­ni­fi­can? —El pri­me­ro, una es­tre­lla, me la ta­tué con 17 años. Era lo que se lle­va­ba, me gus­tó y me la ta­tué. Cuan­do te ha­ces el pri­me­ro ya no pue­des pa­rar. Ten­go otro en la es­pal­da. El bra­zo en­te­ro me lo he ido ta­tuan­do con co­sas de mi fa­mi­lia. Ten­go una fa­mi­lia muy bo­ni­ta y en­con­tré la ma­ne­ra de lle­var­la en la piel. —¿Las fut­bo­lis­tas tam­bién creáis ten­den­cia? —Ca­da vez más ni­ñas nos pi­den fo­tos y se nos va re­co­no­cien­do más. So­mos un ejem­plo. —¿Las mar­cas se fi­jan más en us­te­des? —A mí me pa­tro­ci­na Adi­das. An­tes te­nía que com­prar­me yo las bo­tas y aho­ra las re­ci­bo ca­da tres me­ses de co­lo­res di­fe­ren­tes. An­tes era im­pen­sa­ble. Aho­ra me fa­ci­li­tan bo­tas, ro­pa y to­do ti­po de ma­te­rial de­por­ti­vo. —En EE UU las fut­bo­lis­tas ocu­pan va­llas pu­bli­ci­ta­rias. ¿Se ve us­ted así en Es­pa­ña? —Yo no sé. Pe­ro se­gu­ro que en el fu­tu­ro es­ta­rán otras ahí, co­mo cual­quier fut­bo­lis­ta.

Bar­ce­lo­na “Me es­tá dan­do to­do lo que nun­ca en­con­tré en Es­pa­ña”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.