Los Cubs pu­sie­ron fin a sus 108 años de se­quía

Los de Chicago aca­ba­ron con la maldición de la ca­bra

AS (Aragon) - - Más Deporte - FER­NAN­DO DÍAZ / LA CRÓ­NI­CA

Las Se­ries Mundiales en­fren­ta­ban a Chicago Cubs y Cle­ve­land In­dians, dos de los con­jun­tos más per­de­do­res de las Gran­des Li­gas, y en el pun­to de sa­dis­mo que te­nían en men­te los dio­ses del béis­bol, uno de ellos aca­ba­ría con esa eti­que­ta de per­de­dor mien­tras que otro ten­dría que afe­rrar­se a esa fra­se pro­ver­bial de ‘es­pe­ra has­ta el año que vie­ne’.

Fue la his­to­ria que fal­ta­ba por es­cri­bir­se en el de­por­te nor­te­ame­ri­cano, en cual­quie­ra de sus cua­tro gran­des com­pe­ti­cio­nes, se ha es­cri­to fi­nal­men­te y es que los el per­de­dor por an­to­no­ma­sia, el equi­po que ha si­do ob­je­to de bur­las a lo lar­go de las dé­ca­das por su so­bre­na­tu­ral ca­pa­ci­dad pa­ra per­der in­clu­so en las si­tua­cio­nes más in­sos­pe­cha­das, se ha ter­mi­na­do pro­cla­man­do co­mo el me­jor equi­po de to­da la com­pe­ti­ción, un ca­mino tor­tuo­so cuan­to me­nos y que ha aca­ba­do con to­do ti­po Ca­cho­rros, de mal­di­cio­nes, pro­ta­go­ni­za­das por la ca­bra Murphy o epi­so­dios mís­ti­cos que desafían la ló­gi­ca.

Sin em­bar­go, ese ca­mino ha si­do an­gus­tio­so y épi­co co­mo no re­cuer­dan ni los más vie­jos del lu­gar, que tam­po­co es­ta­ban ahí cuan­do los Cubs ga­na­ron por úl­ti­ma vez en 1908. Con­tra un ri­val que se ha de­fen­di­do de for­ma ad­mi­ra­ble, Chicago fue ca­paz de re­mon­tar un 3-1 en una se­rie al me­jor de sie­te en­cuen­tros por pri­me­ra vez en 31 años, cir­cuns­tan­cia que aña­de más pe­di­grí a un triun­fo que ha te­ni­do en ve­la a to­da Chicago du­ran­te las úl­ti­mas ho­ras y cu­ya fies­ta no pa­re­ce te­ner fin, o al me­nos has­ta que se pro­duz­ca el des­fi­le de la vic­to­ria por el

de la ciu­dad. To­da esa na­rra­ti­va, que se ve en­ri­que­ci­da por el his­to­rial de des­gra­cias que ha acom­pa­ña­do down­town a los Cubs, fue en­gran­de­ci­da con un épi­co sép­ti­mo en­cuen­tro, uno lleno de emo­ción y con cam­bios en la ten­den­cia del mis­mo, que pa­re­cía ha­cer bueno aquel pro­nós­ti­co en Twit­ter, que ha­bla­ba del Apo­ca­lip­sis con am­bas fran­qui­cias em­pa­ta­das en en­tra­das ex­tra del sép­ti­mo par­ti­do.

El triun­fo de los Ca­cho­rros (8-7, en la 10ª en­tra­da) ha co­lo­ca­do al béis­bol en el ojo del hu­ra­cán, por­que no to­dos los días un club con­si­gue aca­bar con una se­quía de 108 años (aho­ra ten­drá ese du­do­so ho­nor los In­dians con 69 años en­tre tí­tu­los), y ese in­te­rés ha he­cho que la MLB ha­ya ga­na­do en su due­lo di­rec­to con la NFL e in­clu­so su­pe­rar en au­dien­cias a las fi­na­les de NBA. Las Gran­des Li­gas vuel­ven a es­tar de mo­da con el ma­ra­vi­llo­so triun­fo de los Cubs.

Au­dien­cias La se­rie ha su­pe­ra­do a la NFL e in­clu­so a las fi­na­les de la NBA

DESPEDIDA CON TÍ­TU­LO. Da­vid Ross se re­ti­ró con el ani­llo de cam­peón en un triun­fo his­tó­ri­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.