Ro­ca y Fue­go con­vier­ten al Es­pan­yol en irrom­pi­ble

AS (Aragon) - - Espanyol - A. MAR­TÍ­NEZ / BAR­CE­LO­NA EL ME­DIO­CEN­TRO

Jun­tos, el equi­po no ha per­di­do y so­lo re­ci­bió tres go­les

Las pe­que­ñas so­cie­da­des ha­cen gran­des a los equi­pos, y en el Es­pan­yol se es­tá fra­guan­do una en el cen­tro del cam­po. Ja­vi Fue­go y Marc Ro­ca con­vier­ten al con­jun­to de Qui­que Sán­chez Flo­res en in­des­truc­ti­ble: con ellos jun­tos los pe­ri­cos nun­ca han per­di­do y so­lo han re­ci­bi­do tres go­les en los sie­te par­ti­dos en los que han coin­ci­di­do so­bre el cés­ped. El da­to es ro­tun­do. Fue­go y Ro­ca de­bu­ta­ron en la jor­na­da 2 an­te el Má­la­ga. El can­te­rano fue sus­ti­tui­do en el mi­nu­to 86, con 2-1 en el mar­ca­dor, y el en­cuen­tro fi­na­li­zó 2-2. Am­bos ju­ga­ron de nue­vo en me­dio­cam­po en el 1-1 an­te la Real So­cie­dad has­ta la ex­pul­sión de Ja­vi Fue­go. Au­sen­te el me­dio­cen­tro as­tu­riano an­te el Real Ma­drid (0-2), se vol­vie­ron a en­con­trar en el mi­nu­to 62’ del cho­que an­te Osa­su­na. Del 0-1 se pa­só al 1-2, gra­cias a la asis­ten­cia de Ro­ca a Ge­rard Mo­reno.

Su so­li­dez se pu­do vol­ver a com­pro­bar an­te el Cel­ta. Marc Ro­ca fue sus­ti­tui­do con 0-0 y el Cel­ta mar­có dos go­les en el tra­mo fi­nal (0-2). An­te Vi­lla­rreal y Las Pal­mas am­bos fue­ron ti­tu­la­res en un 0-0 que no se mo­vió. Su úl­ti­mo ca­pí­tu­lo fue en el Vi­lla­ma­rín, con ese 0-1 que le dio los tres pun­tos al Es­pan­yol y si­guió con la ra­cha de es­ta du­pla.

El cen­tro del cam­po da equi­li­brio al Es­pan­yol, y Fue­go y Ro­ca se com­ple­men­tan. El as­tu­riano se en­car­ga del equi­li­brio, con un tra­ba­jo más de­fen­si­vo, po­si­cio­nal, man­te­nien­do

Moisés H. “No es ne­ce­sa­rio que los me­dios sean los crea­do­res del jue­go”

siem­pre la de­mar­ca­ción, lo que que­da pa­ten­te en sus es­ta­dís­ti­cas: ape­nas un re­ma­te a por­te­ría, me­nos pre­sen­cia en cam­po ri­val y me­nos pa­ses. Ro­ca es el com­ple­men­to que tie­ne más li­ber­tad. Ha re­ma­ta­do has­ta ocho ve­ces a puer­ta, ha da­do una asis­ten­cia de gol y su por­cen­ta­je de pa­ses es in­clu­so más efec­ti­vo que el de Fue­go (83,5%), en­car­ga­do de ela­bo­rar y co­nec­tar con el ata­que.

“Son dos ju­ga­do­res com­ple­men­ta­rios. Fue­go ac­túa más de ju­ga­dor po­si­cio­nal, me­tién­do­se en­tre cen­tra­les, y Ro­ca tie­ne más li­ber­tad”, ex­po­ne Moisés Hur­ta­do, quien sa­be de lo que ha­bla por su ver­tien­te de en­tre­na­dor ac­tual­men­te y sus años en esa po­si­ción. “Es­ta­mos acos­tum­bra­dos a que sean los me­dio­cen­tros los crea­do­res del jue­go, pe­ro eso no es siem­pre así, so­bre to­do cuan­do jue­gas por de­lan­te con cua­tro ju­ga­do­res tan ofen­si­vos”, aña­de.

En el res­to de par­ti­dos, el Es­pan­yol ha su­fri­do de­ma­sia­do. An­te el Ei­bar, ac­tuó Da­vid Ló­pez en me­dio­cam­po y al des­can­so el equi­po pe­ri­co iba ca­yen­do por 0-3, en Sevilla el re­sul­ta­do sin am­bos fue de 6-4, mien­tras que los par­ti­dos en los que Qui­que ha ali­nea­do a tres ju­ga­do­res de un per­fil más de­fen­si­vo tam­po­co ha ser­vi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.