Edu Gar­cía, sen­ti­mien­to y jus­ti­cia

AS (Aragon) - - Real Zaragoza - PE­DRO LUIS FE­RRER

Edu Gar­cía tu­vo un ges­to de or­gu­llo za­ra­go­cis­ta al be­sar­se el es­cu­do an­te Cu­lio que no pa­só des­aper­ci­bi­do pa­ra na­die y reunió mi­les de elo­gios el día des­pués del par­ti­do fren­te al Ma­llor­ca. Son ges­tos que el afi­cio­na­do agra­de­ce, es­pe­cial­men­te cuan­do son es­pon­tá­neos y sin­ce­ros. Y a Edu Gar­cía no hay que ex­pli­car­le na­da del Real Zaragoza. Na­ció za­ra­go­cis­ta y se crió en la Ciu­dad De­por­ti­va con la ilu­sión de que al­gún día lle­ga­ría al pri­mer equi­po. Y es­te ve­rano, des­pués de un pa­rén­te­sis en el Ejea y el Ebro, vio cum­pli­do su gran sue­ño. No lo ha te­ni­do fá­cil, por­que Mi­lla no creía en él y era ca­paz de mo­ver cua­tro pie­zas de si­tio an­tes que ali­near­lo de ti­tu­lar, pe­ro la lle­ga­da de Ag­né y las cir­cuns­tan­cias —las le­sio­nes de Ca­ni y Xu­me­tra y la san­ción de Lan­za­ro­te— le brin­da­ron la opor­tu­ni­dad que tan­to es­ta­ba es­pe­ran­do, y no la des­apro­ve­chó. En Son Moix ex­hi­bió su zan­ca­da fá­cil y su des­bor­de, y tu­vo una tar­de más que me­ri­to­ria, de­mos­tran­do que pue­de ju­gar en es­te Zaragoza.

Edu Gar­cía va a te­ner siem­pre por de­lan­te a Ca­ni y a Lan­za­ro­te, — sin du­da, los dos fut­bo­lis­tas más ta­len­to­sos de la plan­ti­lla— pe­ro, ade­más de muy com­pro­me­ti­do con la cau­sa, es un ju­ga­dor que pue­de apor­tar co­sas in­tere­san­tes cuan­do se le ne­ce­si­te, so­bre to­do si se le dan con­fian­za y ar­gu­men­tos tác­ti­cos pa­ra me­jo­rar sus vir­tu­des. En­tre su no­ta­ble par­ti­do en Ma­llor­ca y su be­so al es­cu­do se ha ga­na­do es­ta se­ma­na el pro­ta­go­nis­mo en el Zaragoza. Y su fra­se de ayer no tie­ne des­per­di­cio: “Ag­né nos ha da­do ese pun­to que nos ha­cía fal­ta: te­ner las ideas cla­ras y sa­ber a lo que ju­ga­mos”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.