Al­cá­cer, fin de prác­ti­cas: 30 mi­llo­nes obli­gan a más

Sin Suárez, pa­sa su pri­me­ra prue­ba sin red an­te el Má­la­ga

AS (Aragon) - - Barcelona - JUAN JI­MÉ­NEZ BARCELONA SUS MI­NU­TOS

El pe­rio­do de prue­ba ya ha pa­sa­do pa­ra Pa­co Al­cá­cer. Más de 70 días des­pués de ate­rri­zar en Barcelona, y co­no­ci­do que su adap­ta­ción al en­torno ha si­do ideal, al va­len­ciano ya se le va a me­dir con lu­pa con­tra el Má­la­ga, par­ti­do en el que se­rá ti­tu­lar por la san­ción a Luis Suárez y pa­ra el que se ha­brá pre­pa­ra­do a con­cien­cia du­ran­te dos se­ma­nas. Mien­tras el res­to de sus com­pa­ñe­ros ha­cen lo que pa­ra él fue una nor­ma­li­dad ha­ce po­co tiem­po, es­tar con­cen­tra­do con la Se­lec­ción, Al­cá­cer se ha que­da­do en fa­mi­lia en la Ciu­tat Es­por­ti­va de Sant Joan Des­pí con Ra­fin­ha, Ma­sip y un pu­ña­do de cha­va­les del fi­lial. “Sé que ten­go que mar­car ya”, ha di­cho re­cien­te­men­te Al­cá­cer, quien ade­más de to­mar no­ta de Suárez, su gran re­fe­ren­cia, se ha preo­cu­pa­do du­ran­te es­tas se­ma­nas de me­jo­rar su co­ne­xión con Mes­si. Pa­ra Al­cá­cer, la cla­ve de su adap­ta­ción al Ba­rça, co­mo la de tan­tos otros fut­bo­lis­tas, es sa­ber leer to­do lo que tie­ne en la ca­be­za el ar­gen­tino. Ala­ba­do por mu­chos téc­ni­cos por su bue­na con­cep­ción del jue­go, más de dos me­ses se es­ti­ma un tiem­po ne­ce­sa­rio pa­ra que el de­lan­te­ro, al que se ha vis­to de­ma­sia­do es­tá­ti­co en sus pri­me­ros par­ti­dos, ha­ya cap­ta­do las lí­neas maes­tras del fút­bol del Ba­rça.

Al­cá­cer só­lo ha ju­ga­do un par­ti­do com­ple­to es­ta tem­po­ra­da y, cu­rio­sa­men­te, fue con el Va­len­cia en la pri­me­ra jor­na­da. Lue­go ha te­ni­do ra­tos, es­pe­cial­men­te dos ti­tu­la­ri­da­des (an­te el Ala­vés y el Bo­rus­sia Moen­chen­glad­bach) que no apro­ve­chó y una se­gun­da par­te com­ple­ta con el par­ti­do re­suel­to an­te el De­por­ti­vo en el que tam­po­co mar­có (tu­vo, eso sí, al­go de ma­la suer­te). En to­tal, 229 mi­nu­tos y ce­ro go­les. Luis En­ri­que se ha mos­tra­do en­can­ta­do con el ren­di­mien­to del de­lan­te­ro y su ac­ti­tud pe­ro una in­ver­sión de 30 mi­llo­nes de eu­ros (más dos en va­ria­bles) no pue­de li­mi­tar­se a ser un buen com­pa­ñe­ro sino a com­pe­tir y ha­cer go­les que el Ba­rça va a ne­ce­si­tar sin Suárez. Lo sa­be el fut­bo­lis­ta, que es cons­cien­te de que su me­jor va­lor es el gol. El pe­rio­do de prác­ti­cas en Can Ba­rça ter­mi­nó y ya le to­ca.

Lle­va ya dos me­ses y me­dio en el equi­po y se ha adap­ta­do bien; la be­ca ha ter­mi­na­do

CON­FIAN­ZA. Luis En­ri­que, que en la ima­gen con­ver­sa con Al­cá­cer, man­tie­ne la con­fian­za en él.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.