La Ro­ji­ta no lo li­qui­da

Ce­dió un em­pa­te y el mar­tes se de­ci­di­rá en Al­ba­ce­te

AS (Aragon) - - Austria-españa - A. GABILONDO S. POL­TEN (AUS­TRIA)

El ca­mino a la Eu­ro­co­pa sigue de­pa­ran­do cur­vas pe­li­gro­sas pa­ra una Sub-21 a la que le fal­ta dar el gol­pe de au­to­ri­dad de­fi­ni­ti­vo. No lo pu­do dar tam­po­co en Aus­tria, en la ida de la re­pes­ca, don­de se le vio su­pe­rior y con­for­ta­ble con el tan­to a fa­vor cuan­do el par­ti­do aún es­con­día tram­pas. El segundo tiem­po es el me­jor re­fle­jo. El em­pa­te aus­tria­co re­tra­sa el desen­la­ce al mar­tes, cuan­do se jue­gue la vuel­ta en el Car­los Bel­mon­te de Al­ba­ce­te.

Es­pa­ña qui­so co­ci­nar el par­ti­do a fue­go len­to, co­mo le to­ca siem­pre an­te ri­va­les con es­pí­ri­tu de­fen­si­vo, pe­ro con más mo­ti­vo es­ta vez al tra­tar­se de la ida de una eli­mi­na­to­ria. Tam­po­co acom­pa­ña­ban a lo con­tra­rio el cli­ma y el clí­max, pues se ju­gó en un es­ta­dio se­mi­va­cío im­pro­pio de una eli­mi­na­to­ria de cier­ta en­ver­ga­du­ra. Ce­la­des apos­tó por Wi­lliams co­mo tu­ne­la­do­ra arri­ba y al del Ath­le­tic le cos­tó ser pro­duc­ti­vo, ca­si echan­do de me­nos los es­pa­cios por los que co­rrer.

En un es­ce­na­rio tan fan­tas­ma­gó­ri­co, no exis­tió mu­cho pe­li­gro tam­po­co pa­ra Ke­pa. Lo que más po­día preo­cu­par a La Ro­ji­ta era un rit­mo ba­jo de par­ti­do que aca­ba­ra por ha­cer­le ses­tear. Por mo­men­tos ocu­rrió. Sin em­bar­go, cuan­do la per­sia­na del pri­mer tiem­po iba a ba­jar­se, un ba­lón lar­go de Óli­ver a Deu­lo­feu lo trans­for­mó el ex­tre­mo del Ever­ton en pe­tró­leo. En­ca­ró, for­zó el pe­nal­ti de Schois­sen­ge­yer y él mis­mo mar­có pa­ra tran­qui­li­dad de Es­pa­ña y glo­ria su­ya, pues ya es má­xi­mo go­lea­dor histórico en so­li­ta­rio (16 go­les) y ré­cord de in­ter­na­cio­na­li­da­des (31).

Cam­bio. Lo te­nía to­do La Ro­ji­ta pa­ra en­cau­zar la eli­mi­na­to­ria, pe­ro, por ver­se qui­zá an­tes de tiem­po con los de­be­res he­chos, el en­cuen­tro mu­dó en otro más fí­si­co y es­cu­rri­di­zo, uno que con­ve­nía cla­ra­men­te a los lo­ca­les. Ya an­tes del em­pa­te ha­bía su­fri­do el conjunto es­pa­ñol, in­ca­paz de su­je­tar a un ri­val que le so­me­tió a un in­có­mo­do cuer­po a cuer­po. Así, un cen­tro de Vy­dra des­de la de­re­cha lo em­pu­jó Jonny sin que­rer en su por­te­ría, la ma­ne­ra más cruel de re­co­no­cer el em­pu­je lo­cal.

De re­pen­te a Es­pa­ña se vio en­vuel­ta en un ba­rri­zal que no le con­ve­nía, con lle­ga­das de Aus­tria con­ti­nua­das y ape­nas op­ción de res­pon­der. Ce­la­des qui­so ce­rrar el par­ti­do me­tien­do a Mar­cos Llo­ren­te y pu­do en­con­trar el pre­mio en un re­ma­te de De­nis que ca­si ca­za Mu­nir, aun­que pa­ra en­ton­ces el em­pa­te ya era un bo­tín va­lo­ra­do. Na­die di­jo que es­to fue­ra fá­cil. Al me­nos que­da el Car­los Bel­mon­te pa­ra sen­ten­ciar.

Des­can­so Es­pa­ña se vino aba­jo pe­se al 0-1 y te­ner el par­ti­do con­tro­la­do

GOL Y RÉ­CORD. Deu­lo­feu mar­có el 0-1 en lo que fue su 16ª tan­to con la Sub-21, ré­cord histórico. Tam­bién igua­ló el de par­ti­dos con 31.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.