Atle­ti: de ven­der a ser ame­na­za

AS (Aragon) - - Atlético De Madrid - F. JAVIER DÍAZ

Ha­ce unos años los afi­cio­na­dos del Atlé­ti­co veían con preo­cu­pa­ción có­mo ca­da ve­rano su­po­nía la mar­cha de al­guno de sus prin­ci­pa­les ju­ga­do­res: Agüe­ro, De Gea... El club ro­ji­blan­co no po­día re­sis­tir el asal­to de los prin­ci­pa­les clu­bes eu­ro­peos, so­bre to­do de la Pre­mier. El Atlé­ti­co ha pa­sa­do de esa com­pro­me­ti­da y di­fí­cil si­tua­ción a ser una ame­na­za se­ria pa­ra esos mis­mos clu­bes, que aho­ra ven a la en­ti­dad es­pa­ño­la con po­der de­por­ti­vo y eco­nó­mi­co. El Chel­sea en­tien­de que el Atle­ti es­tá en con­di­cio­nes de lle­var­se a Die­go Cos­ta y le quie­re blin­dar.

El Atlé­ti­co es res­pe­ta­do en el te­rreno de jue­go y tam­bién fue­ra de él, aun­que creo que aún le fal­ta dar al­gún pa­so pa­ra es­tar en­tre los más po­de­ro­sos eco­nó­mi­ca­men­te del con­ti­nen­te. Pe­ro se ha con­se­gui­do mu­cho. Ma­drid, Bar­ce­lo­na, PSG, Ba­yern, Chel­sea, Ar­se­nal, City... A to­dos les gus­ta al­gún ju­ga­dor del Atlé­ti­co, pre­gun­tan por los ro­ji­blan­cos, pe­ro se en­cuen­tran con la ne­ga­ti­va de Ce­re­zo y Gil Ma­rín de de­jar­les mar­char. No sa­le gra­tis por­que lue­go hay que me­jo­rar el con­tra­to de los ju­ga­do­res. Par­te del di­ne­ro de la Cham­pions se gas­ta en su­bir el suel­do a la plan­ti­lla. Pe­ro es la ley del fút­bol. Y el Atlé­ti­co es­tá aho­ra en­tre los más gran­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.