Ser­gio Ro­drí­guez “Da gus­to ver a Don­cic, es un fe­nó­meno”

AS (Aragon) - - Motociclismo - M. DE LA TO­RRE LA EN­TRE­VIS­TA

Ser­gio Ro­drí­guez (Te­ne­ri­fe, 1986) de­jó el Real Ma­drid es­te pa­sa­do ve­rano pa­ra re­gre­sar a la NBA. En es­ta en­tre­vis­ta con AS, el ‘Cha­cho’ ha­bla de su se­gun­da eta­pa en la Li­ga es­ta­dou­ni­den­se, los Si­xers (su nue­vo equi­po), las di­fe­ren­cias a am­bos la­dos del Atlán­ti­co…

Qué cam­bió du­ran­te los seis años que pa­só en el Real Ma­drid, fue­ra de la NBA? —La pri­me­ra vez vi­ne con 20 años, aho­ra ten­go 30 y eso me da una es­ta­bi­li­dad que no te­nía en­ton­ces. Sé adap­tar­me mejor a to­das las cir­cuns­tan­cias. —¿Qué tie­ne la NBA que la ha­ce una com­pe­ti­ción úni­ca? —Tie­ne a los me­jo­res del mun­do y ju­gar con­tra ellos es es­pe­cial. Pa­ra al­guien que, co­mo yo, cre­ció con la NBA, te­ner otra opor­tu­ni­dad es muy bo­ni­to. En Es­pa­ña el fút­bol ocu­pa to­do el es­pa­cio. Aquí el de­por­te se lle­va de otra ma­ne­ra. —¿Esa co­ber­tu­ra ma­si­va del fút­bol ayu­da a ex­pli­car los pro­ble­mas que atra­vie­sa el baloncesto en Eu­ro­pa? —El bás­quet eu­ro­peo ha cre­ci­do mu­cho. Hay com­pe­ti­cio­nes muy fuer­tes, co­mo la Eu­ro­li­ga. Las Li­gas na­cio­na­les tam­bién tie­nen mu­cho ni­vel, más en Es­pa­ña. Que en Eu­ro­pa el fút­bol re­ci­ba una aten­ción tan gran­de es más una cues­tión cul­tu­ral. Pe­ro aun­que no a ese ni­vel, el baloncesto en Es­pa­ña es un re­fe­ren­te por la Se­lec­ción y los bue­nos re­sul­ta­dos de los clu­bes en Eu­ro­pa. —Si pu­die­ra dar mar­cha atrás, ¿re­tra­sa­ría su pri­me­ra lle­ga­da a la NBA ha­ce diez años? —No, hay que va­lo­rar con pers­pec­ti­va. Es­tar aquí con só­lo 20 años fue una ex­pe­rien­cia in­creí­ble sin la que no ha­bría con­se­gui­do lo que hi­ce des­pués. Pa­ra mi evo­lu­ción, esos años fue­ron fun­da­men­ta­les. Aho­ra es­toy en un equi­po muy jo­ven en el que soy un ve­te­rano, pe­ro sin esa eta­pa pre­via mi rol ha­bría es­ta­do en el ai­re. —Y ¿qué tal le han aco­gi­do en esos Si­xers tan jó­ve­nes? —Muy bien. Es di­fe­ren­te por­que en el Ma­drid y en la Se­lec­ción ju­ga­ba de me­mo­ria y esa ca­pa­ci­dad pa­ra sa­ber dón­de va a es­tar tu com­pa­ñe­ro es di­fí­cil de co­ger en un equi­po nue­vo. —Vien­do el mal ini­cio de tem­po­ra­da pa­re­ce que las vic­to­rias van a es­tar ca­ras. ¿Se acos­tum­bra uno a per­der? —No, uno siem­pre tra­ba­ja pa­ra ga­nar. Pe­ro ade­más de ven­cer, pue­de ha­ber otros ob­je­ti­vos: desa­rro­llar ju­ga­do­res, cre­cer… Des­de una pers­pec­ti­va eu­ro­pea, en la que só­lo im­por­ta ga­nar, es di­fí­cil de en­ten­der. Allí hay muy po­ca pa­cien­cia, pe­ro aquí la cul­tu­ra es di­fe­ren­te. El sis­te­ma de fran­qui­cias permite es­tar años desa­rro­llan­do un pro­yec­to aun­que no ga­nes. —Tras com­pe­tir por to­dos los tí­tu­los en el Ma­drid y con 30 años, ¿qué ti­po de pre­pa­ra­ción re­quie­re es­ta nue­va si­tua­ción? —Lo que he he­cho siem­pre: es­for­zar­me, dis­fru­tar, di­ver­tir­me y sa­car pro­ve­cho de to­do. Es­toy me­jo­ran­do en co­sas que no he po­di­do ha­cer los úl­ti­mos seis años en Eu­ro­pa por el rit­mo de com­pe­ti­ción y esa exi­gen­cia de ga­nar. Aho­ra cuen­to con már­ge­nes de tra­ba­jo más am­plios que me per­mi­ten cen­trar­me más en mí. Hay que ser po­si­ti­vo. El equi­po tie­ne con­fian­za. Cuan­do con­si­ga­mos re­unir to­das las pie­zas que nos fal­tan, me­jo­ra­re­mos. Se­gu­ro. —¿Fir­mó por un so­lo año pa­ra bus­car en ve­rano un acuer­do mejor en un equi­po con más as­pi­ra­cio­nes? —No me lo plan­teo por aho­ra.

Quie­ro dis­fru­tar, ju­gar bien y es­tar có­mo­do den­tro del equi­po y de la Li­ga. Lo que ven­ga, ven­drá. Si me plan­teo otra co­sa me equi­vo­ca­ría y se me ha­ría muy lar­go. ¡Es­ta­mos to­da­vía en no­viem­bre! No quie­ro per­der­me na­da por pen­sar en el fu­tu­ro. —¿Si­gue la ac­tua­li­dad de su exe­qui­po, el Real Ma­drid? —Cla­ro, es­tu­ve allí mu­cho tiem­po y ten­go bue­nos ami­gos. Lo es­tán ha­cien­do muy bien, pe­ro es­ta­mos a prin­ci­pio de tem­po­ra­da. En un equi­po cam­peón pla­ni­fi­cas el año en ba­se a las fe­chas im­por­tan­tes. Se­gu­ro que es­ta­rán muy bien en los mo­men­tos de­ci­si­vos. —Y es­tá Lu­ka Don­cic... —Es un fe­nó­meno. Apren­de en ca­da si­tua­ción, ca­da en­tre­na­mien­to y par­ti­do cuen­tan pa­ra él. Es­toy muy ilu­sio­na­do por có­mo lo es­tá ha­cien­do y con ga­nas de se­guir su evo­lu­ción. Co­mo afi­cio­na­do al baloncesto, es un gus­to ver­le.

Vol­ve­ría a la NBA con 20 años: ese pe­rio­do fue fun­da­men­tal pa­ra mi evo­lu­ción”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.