El gri­to de Ju­len en Wem­bley

AS (Aragon) - - Medios -

Es cier­to que el par­ti­do de la Se­lec­ción fue flo­jo y que es­tu­vi­mos más cer­ca de la go­lea­da que del em­pa­te, pe­ro tam­bién lo es que el equi­po que Ju­len Lo­pe­te­gui pu­do pre­sen­tar es­ta­ba pla­ga­do de ba­jas en pues­tos cla­ve.

Un par­ti­do en Wem­bley nun­ca es un par­ti­do más. Es el es­ce­na­rio don­de se dis­tin­gue a los fut­bo­lis­tas con per­so­na­li­dad de aque­llos a los que la si­tua­ción les pue­de. Ia­go As­pas es­tu­vo ge­nial en su gol y más in­clu­so en su mo­vi­mien­to pa­ra crear­le es­pa­cio a Is­co en el gol del em­pa­te. Más per­ju­di­ca­do sa­lió en cam­bio Íñi­go Mar­tí­nez, se­ña­la­do en los dos go­les, aun­que si se atre­vió a in­ten­tar mar­car des­de el cen­tro del cam­po con la que es­ta­ba ca­yen­do, de­mos­tró al me­nos que per­so­na­li­dad no le fal­ta. Me­re­ce otra opor­tu­ni­dad. Y men­ción es­pe­cial me­re­ce Rei­na. Sal­vó un par de go­les y po­co pu­do ha­cer en los que re­ci­bió. El re­sul­ta­do es tam­bién un pre­mio pa­ra él.

Pe­ro me que­do, en cual­quier ca­so, con la ce­le­bra­ción del se­lec­cio­na­dor tras el em­pa­te. Ne­ce­si­tá­ba­mos de esa pa­sión en el ban­qui­llo. Del Bos­que trans­mi­tía se­re­ni­dad, pe­ro a la vez hie­ra­tis­mo. En oca­sio­nes tam­bién vie­ne bien un po­co de san­gre pa­ra trans­mi­tir co­sas al co­lec­ti­vo. Al­ber­to Ro­drí­guez Bur­gos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.