La­vig­ne “En el Da­kar es di­fí­cil con­ten­tar a to­dos”

El di­rec­tor de la ca­rre­ra, que par­ti­ci­pó ha­ce unos días en el Fo­ro Even­tos De­por­ti­vos 2016 or­ga­ni­za­do por AS, au­gu­ra una edi­ción “muy exi­gen­te” con la al­tu­ra co­mo ri­val

AS (Aragon) - - Dakar - HÉC­TOR MAR­TÍ­NEZ LA EN­TRE­VIS­TA

Etien­ne La­vig­ne tie­ne la agen­da lle­na, mar­ca­da en ro­jo, la pró­xi­ma se­ma­na se pre­sen­ta­rá en Pa­rís el Da­kar 2017. Un nue­vo re­to al que su­man nue­vos ac­to­res.

—Ha­ce años des­cu­bri­mos gra­cias a la ca­rre­ra el Sa­lar de Uyu­ni, aho­ra le to­ca el turno al La­go Ti­tica­ca...

—Nues­tra idea es sor­pren­der ca­da año, con nue­vas eta­pas, pai­sa­jes y di­fi­cul­ta­des. Y, al mis­mo tiem­po, tratamos de aprovechar los pa­ra­jes en los que com­pe­ti­mos pa­ra pro­mo­ver el pa­tri­mo­nio na­tu­ral de ca­da país. Te­ne­mos que aprovechar lo que nos per­mi­te un even­to co­mo el Da­kar. Por­que en una com­pe­ti­ción co­mo la Fór­mu­la 1, por ejem­plo, es­ta­mos en un cir­cui­to sin po­der des­cu­brir el país. Y en el Da­kar, por con­tra, con los he­li­cóp­te­ros vo­lan­do y fil­man­do imá­ge­nes, te­ne­mos la po­si­bi­li­dad de es­tar ca­da día en el ci­ne.

—Ha­gan lo que ha­gan, siem­pre hay crí­ti­cas. El año pa­sa­do se di­jo que el re­co­rri­do era de­ma­sia­do light. ¿Y es­te?

—Siem­pre hay co­men­ta­rios ne­ga­ti­vos... y po­si­ti­vos. La di­fi­cul­tad de or­ga­ni­zar un even­to co­mo el Da­kar ra­di­ca en que mez­cla­mos pi­lo­tos de al­to ni­vel con ama­teurs, y ca­da uno vie­ne con su pro­pio desafío. A unos les lle­na aca­bar la ca­rre­ra, a otros lu­char por el po­dio, y es di­fí­cil con­ten­tar a to­dos. Es una reali­dad.

—¿La al­tu­ra se­rá el gran ri­val en la pró­xi­ma edi­ción?

—Creo que es­te año hemos or­ga­ni­za­do un even­to muy exi­gen­te. Ha­bla­mos de más de 9.000 ki­ló­me­tros, do­ce eta­pas, seis de ellas en al­tu­ra, seis con más de 500 ki­ló­me­tros de es­pe­cial. La par­te bo­li­via­na se­rá un in­gre­dien­te muy, muy di­fí­cil de ca­rre­ra. Se­rá el co­ra­zón de la di­fi­cul­tad de la pró­xi­ma edi­ción. Y tam­bién el via­je a la zo­na nor­te de Ar­gen­ti­na, don­de va­mos a en­con­trar ca­lor, llu­via, al­tu­ra, nie­ve...

—Y co­mo re­ga­lo, la jor­na­da de des­can­so a 3.600 me­tros de al­tu­ra...

—Sí, se­rá en La Paz, la ca­pi­tal más al­ta del mun­do. El ae­ro­puer­to es­tá a ca­si 4.000 me­tros. Eso, la al­tu­ra, su­pon­drá un desafío du­ran­te ca­si seis días de com­pe­ti­ción, re­sul­ta muy di­fí­cil pi­lo­tar en esas con­di­cio­nes.

—El Da­kar es un re­to ma­yúscu­lo pa­ra to­dos, ya sean ama­teurs o pro­fe­sio­na­les, pe­ro le pon­go un nom­bre so­bre la me­sa: Philippe Croi­zon.

—Eso es al­go ex­cep­cio­nal, un pi­lo­to con un co­ra­je tre­men­do por­que va a com­pe­tir en el even­to más ex­tre­mo del mun­do con su mi­nus­va­lía (no tie­ne bra­zos ni pier­nas) y ob­via­men­te es un desafío tre­men­do. Me en­con­tré con Philippe por pri­me­ra vez en mar­zo o abril de es­te año. Yo hi­ce el má­xi­mo pa­ra, no prohi­bir­le venir al Da­kar, pe­ro sí acon­se­jar­le que no vi­nie­ra...

—Pe­ro no le hi­zo ca­so...

—No. Com­pi­tió en sep­tiem­bre en Ma­rrue­cos ya que le di­je: ‘Philippe, no pue­de dispu­tar el Da­kar sin co­rrer an­tes un even­to del mis­mo ti­po’. De­bía pro­bar el co­che y sa­ber que es­ta­ba en con­di­cio­nes de com­pe­tir en el gran raid.

—Más gran­de aún con ejem­plos co­mo el su­yo...

—Sin du­da. La gran­de­za del Da­kar no tie­ne fin.

Re­co­rri­do “Ha­brá seis eta­pas en al­tu­ra y seis con más de 500 km cro­no­me­tra­dos” Philippe Croi­zon “Com­pe­tir con su mi­nus­va­lía en un even­to tan ex­tre­mo es ex­cep­cio­nal”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.