El Ma­drid y el vi­rus de la RFEF

AS (Aragon) - - Medios -

Nos vol­ve­mos a en­con­trar con el fa­mo­so trián­gu­lo que for­man Real Ma­drid, ju­ga­dor ma­dri­dis­ta y re­pre­sen­tan­tes de la RFEF. Trián­gu­lo en el que se su­man un cú­mu­lo de erro­res de los que siem­pre sa­le per­ju­di­ca­do el equi­po me­ren­gue. Me ex­pli­co. Ca­so Cherys­hev, el for­ma­do por el pro­pio ju­ga­dor, el equi­po blan­co y Co­mi­té de Com­pe­ti­ción, se pro­du­cen fa­llos por par­te del Co­mi­té y del ju­ga­dor por no co­mu­ni­car con­ve­nien­te­men­te al Real Ma­drid de la san­ción y por su­pues­to del club blan­co por no in­for­mar­se. Aho­ra sur­ge el ca­so de Mo­ra­ta, don­de el equi­po mé­di­co de la Se­lec­ción no ha es­ta­do a la al­tu­ra de su ca­te­go­ría pa­ra ase­gu­rar­se de que el ju­ga­dor es­ta­ba en con­di­cio­nes de ju­gar, ni el pro­pio ju­ga­dor, que de­be­ría ha­ber co­mu­ni­ca­do su si­tua­ción y có­mo no, el Real Ma­drid, cu­yo per­so­nal de­be es­tar ca­pa­ci­ta­do pa­ra preo­cu­par­se de un ju­ga­dor de su club al sa­ber que ha te­ni­do que aban­do­nar el te­rreno de jue­go por no es­tar en per­fec­tas con­di­cio­nes fí­si­cas. De­be­rían ha­ber ha­bla­do con los res­pon­sa­bles de la Se­lec­ción pa­ra que Mo­ra­ta hu­bie­se vuel­to a Ma­drid en lu­gar de que­dar­se a ju­gar un en­cuen­tro amis­to­so. Co­mo siem­pre, el que pier­de es el equi­po me­ren­gue. Ma­riano An­to­lin Cas­tri­llo de Don Juan

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.