El Ma­drid ba­ja al ba­rro y No­cio­ni ejer­ce de lí­der

Arran­ca en la Is­la un triun­fo muy pe­lea­do Al Gran­ca le fal­tó acier­to

AS (Aragon) - - Baloncesto - RI­CAR­DO GON­ZÁ­LEZ

Los blan­cos man­tie­nen el li­de­ra­to en la Li­ga En­de­sa y cie­rran ocho días fan­tás­ti­cos tras en­ca­de­nar vic­to­rias an­te el Ibe­ros­tar, el Pa­nat­hi­nai­kos, el Barça y ayer el Her­ba­li­fe Gran Ca­na­ria. Re­sol­vie­ron un due­lo di­fí­cil con en­tre­ga e in­te­li­gen­cia. No­cio­ni fue pro­ta­go­nis­ta.

No siem­pre ate­rri­zar tras un des­cen­so brus­co es ne­ga­ti­vo, so­bre to­do si sa­bes de dón­de vie­nes y lo que te es­pe­ra. Si ma­ne­jas la si­tua­ción. El Ma­drid ba­jó de la nu­be, a la que se ha­bía subido el vier­nes en el Pa­lau (re­cuer­den: 63-102), pe­ro lo hi­zo con ple­na cons­cien­cia. Ba­jó por­que vo­lar más al­to re­sul­ta­ba im­po­si­ble, así que era obli­ga­do pre­pa­rar el tren de ate­rri­za­je y mi­rar ha­cia aba­jo. Le fal­tó fres­cu­ra fí­si­ca y men­tal, sí; el duen­de no le acom­pa­ñó, tam­bién; pe­ro su­po re­sol­ver en el ba­rro, des­de don­de arran­có una gran vic­to­ria en un par­ti­do muy com­pli­ca­do. Y de re­ga­lo, Re­yes al­can­zó los 7.504 pun­tos ACB.

Fir­mó en lo co­lec­ti­vo un fan­tás­ti­co úl­ti­mo cuar­to. Bue­na de­fen­sa y bue­nas de­ci­sio­nes con No­cio­ni ejer­cien­do de lí­der. De cuer­po pre­sen­te, no so­lo de es­pí­ri­tu. Sen­ten­cia­ron dos parciales de 8-0 ca­si en­ca­de­na­dos (58-65 y 63-73). En am­bos el ar­gen­tino apor­tó un tri­ple. Al Her­ba­li­fe Gran Ca­na­ria, en cam­bio, le fal­tó tino, in­clu­so fe. Le fal­tó que al­guno de sus no­ta­bles se car­ga­ra al hom­bro la mo­chi­la de la es­pe­ran­za.

El Real de­mos­tró que pue­de ga­nar me­tien­do 76 pun­tos, pla­nean­do a ras de tie­rra. Cie­rra así ocho días fan­tás­ti­cos con cua­tro vic­to­rias y se to­ma un res­pi­ro an­tes de re­ci­bir al Ka­zán. El do­min­go an­te­rior re­cu­pe­ró el li­de­ra­to an­te el Ibe­ros­tar, el miér­co­les ga­nó el pul­so de ner­vios al Pa­nat­hi­nai­kos, lue­go se ex­hi­bió en Bar­ce­lo­na y ayer abor­dó el desafío del Gran Ca­na­ria Are­na con en­tre­ga e in­te­li­gen­cia. Per­día por uno en el úl­ti­mo cuar­to (58-57) y se vino arri­ba con Don­cic al ti­món, Rudy y Tay­lor co­mo pe­rros de pre­sa (el sue­co su­mó tam­bién en­ton­ces un tri­ple, una ca­nas­ta y un ti­ro li­bre), Ran­dolph de nue­vo al cin­co y No­cio­ni (12 pun­tos, 7 re­bo­tes y bas­tan­te de ca­si to­do).

Los de Ca­si­mi­ro hi­cie­ron añi­cos el ja­rrón de la ilu­sión con un 3 de 18 en el lan­za­mien­to. Atrás que­da­ban los tres tri­ples se­gui­dos de Ku­ric del pri­mer ac­to, los ra­ma­la­zos de ge­nio de Mc Ca­lebb, la bue­na lec­tu­ra de los es­pa­cios de Pa­sec­niks (ocho tan­tos del ti­rón en el se­gun­do cuar­to), el sa­ber es­tar de Báez, los 15 re­bo­tes ofen­si­vos...

La pre­sen­cia y la fuer­za, la de Ayón, y el acier­to ha­bían em­pu­ja­do al Ma­drid de sa­li­da, co­mo si es­tu­vié­ra­mos en la pro­lon­ga­ción del Clá­si­co. De ahí en ade­lan­te hu­bo tras­va­se de ener­gía del blan­co al ama­ri­llo (del 0-7 al 39-32). Con al­go más de acier­to… Pe­ro ven­ció el Ma­drid, y ven­ció con Llull en el ban­co los seis pri­me­ros mi­nu­tos del cuar­to pe­rio­do. El me­nor­quín sa­lió a re­ma­tar cuan­do el Gran­ca apos­tó por aho­gar a Don­cic con dos de­fen­so­res. Un lí­der se­reno.

AL MAN­DO. Don­cic lle­vó el ti­món sin Llull en los seis pri­me­ros mi­nu­tos del úl­ti­mo cuar­to y fir­mó es­te ma­te a pa­se de Ran­dolph pa­ra el 58-60.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.