Ba­rral so­pe­sa de­man­dar al Gra­na­da por no de­jar­le ha­blar

AS (Aragon) - - Primera-laliga Santander - —E. ÁR­BOL

El Gra­na­da es­pe­ra una dis­cul­pa pú­bli­ca e in­me­dia­ta de Da­vid Ba­rral, que de­be­ría pro­du­cir­se tras el par­ti­do en Ba­laí­dos pa­ra que la si­tua­ción no pase a ma­yo­res. En prin­ci­pio, el fut­bo­lis­ta ga­di­tano no era uno de los fa­vo­ri­tos pa­ra sa­lir en enero, al en­trar en los pla­nes de Al­ca­raz, pe­ro la si­tua­ción po­dría va­riar si no mues­tra su arre­pen­ti­mien­to por agre­dir a Cuen­ca. De no ha­cer­lo, ten­dría con­ta­dos sus días en el Gra­na­da. El club, des­pués de va­lo­rar con cal­ma el in­ci­den­te, to­mó la de­ci­sión de apar­tar­le del equi­po y sus­pen­der­le de em­pleo has­ta nue­va or­den.

El Gra­na­da, al prin­ci­pio, tra­tó de si­len­ciar el al­ter­ca­do y des­pués, una vez he­cho pú­bli­co, ha im­pe­di­do a Ba­rral ha­blar en va­rios me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Sin ir más le­jos, an­te­ayer, en El Lar­gue­ro. Es­te he­cho mo­les­tó mu­cho al ju­ga­dor y aho­ra, le­jos de po­ner de su par­te pa­ra apa­ci­guar los áni­mos, es­ta­ría in­clu­so pen­san­do en po­ner en ma­nos de sus abo­ga­dos lo que con­si­de­ra una cen­su­ra in­jus­ti­fi­ca­da. Por aho­ra no ha da­do el pa­so ade­lan­te, cons­cien­te de que se­ría la pun­ti­lla y su adiós de­fi­ni­ti­vo al Gra­na­da. Sin em­bar­go, es­ta idea le es­tá ron­dan­do por la ca­be­za.

Da­vid Ba­rral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.