La Real le pe­gó to­do un re­pa­so al Ba­rça

AS (Aragon) - - Opinión -

La Real de Eu­se­bio es el equi­po del mo­men­to. Li­bra por li­bra, el que me­jor es­tá ju­gan­do al fút­bol en nues­tra Li­ga. No tie­ne a Cris­tiano ni a Mes­si, por eso no es lí­der, pe­ro con cual­quie­ra de los dos qui­zá lo fue­ra. Ano­che dio un cur­so de fút­bol an­te el Ba­rça, al que des­ar­bo­ló du­ran­te prác­ti­ca­men­te to­do el par­ti­do. No ga­nó por­que per­do­nó mu­chas oca­sio­nes (dos de ellas fue­ron a los pa­los), por­que le anu­la­ron mal un gol y por­que el Ba­rça tie­ne arri­ba lo que tie­ne. Es­ta vez le bas­tó con una gran es­ca­pa­da de Ney­mar, con cen­tro al área y per­fec­to re­ma­te cru­za­do de Mes­si pa­ra sal­var­se de la derrota. Pe­ro lo que no sal­vó fue la ima­gen. Pi­qué, al fi­nal del par­ti­do, re­cla­ma­ba más ac­ti­tud, so­bre to­do en la pri­me­ra par­te. Te­nía ra­zón po­si­ble­men­te, pe­ro la ac­ti­tud ne­ce­si­ta de fe en lo que se ha­ce, y la fe en lo que se ha­ce vie­ne del or­den de jue­go. Los pro­ble­mas de ac­ti­tud son di­fí­ci­les de se­pa­rar de los pro­ble­mas fut­bo­lís­ti­cos, y me pa­re­ce que el Ba­rça los tie­ne. No se si­túa bien en el cam­po, no se en­cuen­tran unos a otros, pier­den fe en la pre­sión, fa­llan en la en­tre­ga. Tie­nen arri­ba tres de­lan­te­ros for­mi­da­bles que arre­glan mu­chos par­ti­dos, pe­ro cuan­do el agua sube, co­mo pa­só ano­che, el equi­po nau­fra­ga. No siem­pre va a arre­glar los par­ti­dos Mes­si, de aba­jo a arri­ba. El em­pa­te nos co­lo­ca an­te el Clá­si­co con seis pun­tos de dis­tan­cia, una pers­pec­ti­va fe­liz pa­ra los ma­dri­dis­tas, pe­ro al­go de­cep­cio­nan­te pa­ra la ex­pec­ta­ti­va tan uni­ver­sal que siem­pre crea es­te par­ti­do. El Ba­rça sa­le de su pe­sa­di­lla anual de Anoe­ta con una nue­va man­cha en su ex­pe­dien­te y en­ci­ma con dos ti­tu­la­res to­ca­dos, Jor­di Al­ba y Pi­qué, que aca­ba­ron el par­ti­do mal­tre­chos. Su per­ma­nen­cia en el cam­po fue un signo más de la fal­ta de con­fian­za que tie­ne Luis En­ri­que en la se­gun­da lí­nea. Pa­re­ce que tras el on­ce ti­tu­lar no hay mu­chos de los que se fíe ple­na­men­te. En eso le ga­na Zi­da­ne: tie­ne a to­dos en­chu­fa­dos, to­dos se sien­ten úti­les.

“...AN­TE EL CLÁ­SI­CO CON SEIS PUN­TOS DE DIS­TAN­CIA, UNA PERS­PEC­TI­VA FE­LIZ...”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.