Un oa­sis en el de­sier­to del Va­len­cia

AS (Aragon) - - Copa Del Rey - CON­RA­DO VA­LLE

El Va­len­cia, en los tiem­pos que me­jor le ha ido, siem­pre fue un equi­po “bron­co y co­pe­ro”. Pre­ci­sa­men­te con la Co­pa abrió (1999) y ce­rró (2008) sus glo­rio­sos años que le lle­va­ron a dos fi­na­les de Cham­pions y a ga­nar dos Li­gas, una UEFA y la Su­per­co­pa de Eu­ro­pa. De he­cho, a mo­do de pre­lu­dio del sin­sen­ti­do en el que mu­chas ve­ces ha­bi­ta el club de Mes­ta­lla, aque­lla úl­ti­ma Co­pa, la de Koeman, ni tan si­quie­ra lle­gó a ce­le­brar­la con su afi­ción por las ca­lles de la ciu­dad. Des­de ese año, de­cep­ción tras de­cep­ción en el tor­neo del KO, in­clu­yen­do el bo­chor­no­so 7-0 del cur­so pa­sa­do en el Camp Nou, par­ti­do ar­que­ti­po de la era Ne­vi­lle y del que el pro­yec­to Lim aún no ha sa­bi­do le­van­tar­se.

El Va­len­cia, que deam­bu­la con sus 11 puntos y que lla­ma a la de­ses­pe­ra­da al mer­ca­do de enero, ve la Co­pa co­mo su úni­co puen­te para vol­ver a Eu­ro­pa el año que vie­ne, al­go que no de­ja de ser un cla­vo ar­dien­do y, se­gu­ra­men­te, tam­bién una qui­me­ra. Sea co­mo fue­re, Pran­de­lli, que an­da ‘mos­ca’ con al­gu­nos com­por­ta­mien­tos que ve en su ves­tua­rio y de ahí que in­sis­ta en re­cla­mar “hu­mil­dad” y en dar to­ques de aten­ción, tie­ne en Ra­nie­ri un es­pe­jo en el que mi­rar­se, por­que su Va­len­cia hi­zo ho­nor a lo “bron­co y co­pe­ro”.

Ce­sa­re Pran­de­lli.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.