El or­gu­llo más allá de la tác­ti­ca

AS (Aragon) - - Barcelona-real Madrid - PE­DRO P. SAN MAR­TÍN

Si el fút­bol fue­ra una cien­cia exac­ta, a la vis­ta de que el Ma­drid no pier­de en los úl­ti­mos trein­ta y un par­ti­dos y de que el Ba­rça fue una rui­na en Anoe­ta, el pro­nós­ti­co pa­ra el Clá­si­co es­ta­ría le­jos del 1 y más cer­ca del 2 que de la X en la qui­nie­la. Sin em­bar­go, por suer­te pa­ra el espectáculo na­da de lo an­te­rior es de­fi­ni­ti­vo. Y na­da va­le por­que más allá de las tác­ti­cas, del va­lor de las plan­ti­lla, de le­sio­na­dos o de sú­per stars, lo que im­pul­sa a co­rrer has­ta mo­rir en un par­ti­do así es el or­gu­llo. El Ba­rça de­be res­ta­ble­cer su ho­nor con ur­gen­cia y con­tun­den­cia. El Ma­drid pre­ten­de­rá cla­var la ban­de­ra de su li­de­raz­go en la hier­ba del Camp Nou. No se fíen de fut­bo­lis­tas ali­caí­dos ni de cracks en fue­ra de for­ma por­que en el Clá­si­co las pier­nas se mo­ve­rán so­las. Luis Enrique y Zi­da­ne só­lo han de po­ner or­den.

Ba­jo es­ta te­sis, las estadísticas pier­den va­lor re­fe­ren­cial. Si Mas­che­rano pa­re­ce en ba­ja for­ma, el sá­ba­do vo­la­rá; si la MSN no tra­ba­ja, en el Clá­si­co ha­rá dia­blu­ras; si el Ba­rça vi­ve en de­pre­sión, lo mis­mo se mon­ta un fes­tín en el Camp Nou. Cla­ro, que en­fren­te se plan­ta­rá un Ma­drid de gra­ni­to, con Cris­tiano vo­raz, con una me­du­lar de cu­rran­tes y con ar­te. El or­gu­llo mul­ti­pli­ca­rá la me­jor ver­sión de ca­da uno, por­que es­ta­rán ba­jo la jus­ti­cie­ra mi­ra­da del Pla­ne­ta fút­bol. Con­clu­sión: no hay apues­ta ma­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.