“Gra­ti­fi­ca trans­mi­tir a los ni­ños lo que sé”

Már­quez es­tá en Ru­fea (Llei­da), jun­to a 17 ni­ños y 3 ni­ñas que ha es­co­gi­do, pa­ra la se­gun­da edi­ción del Allianz Jú­nior Mo­to­rCamp

AS (Aragon) - - Más Motor - —JOSEP MARGALEF

La se­gun­da edi­ción del Allianz Jú­nior Mo­to­rCamp by Marc Már­quez ha reuni­do, du­ran­te tres días en el cir­cui­to iler­sen­se de Ru­fea, a 17 ni­ños y tres ni­ñas de en­tre 10 y 13 años y pro­ce­den­tes de 6 paí­ses que han re­ci­bi­do las en­se­ñan­zas de Marc Már­quez, en una ex­pe­rien­cia úni­ca. El cam­pus es­tá in­clui­do den­tro del pro­yec­to ‘Laps for Li­fe 93’ que im­pul­sa el pro­pio Marc, que es el en­car­ga­do de ele­gir a los 20 par­ti­ci­pan­tes de es­te cam­pus de for­ma­ción off-road. “Es­toy muy con­ten­to de te­ner la opor­tu­ni­dad de po­der en­se­ñar lo que sé a es­tos vein­te ni­ños y ni­ñas; me ha­cen pen­sar en cuan­do yo em­pe­cé. Es gra­ti­fi­can­te trans­mi­tir­les lo que he apren­di­do con el tiem­po. El off-road me ha ayu­da­do des­de pe­que­ño a me­jo­rar su téc­ni­ca, al­go esen­cial en un de­por­te tan com­pe­ti­ti­vo co­mo el mo­to­ci­clis­mo”, ex­pli­có.

Los jó­ve­nes pi­lo­tos de es­te año pro­ce­den de Reino Uni­do, Fran­cia, Ale­ma­nia, Ita­lia, Por­tu­gal y España. Marc ha ex­pli­ca­do: “Me he in­vo­lu­cra­do al 100% por­que creo que es la opor­tu­ni­dad de mu­chos ni­ños de po­der ro­dar y lle­gar a lo más al­to con su mo­to. El ni­vel es real­men­te al­to. Mu­chos com­pi­ten en el cam­peo­na­to de España de Mo­to­cross y Ve­lo­ci­dad”. Su sis­te­ma de en­se­ñan­za es sen­ci­llo y lo re­su­me di­cien­do: “Lo pri­me­ro es en­se­ñar­les dis­ci­pli­na den­tro y fue­ra de la pis­ta. Tie­nen que ser or­de­na­dos an­tes de co­men­zar y te­ner bue­na ac­ti­tud. Los que po­nen ga­nas en­se­gui­da lo co­gen. Tam­bién bus­co la bue­na re­la­ción con los com­pa­ñe­ros fue­ra de la pis­ta por­que den­tro son ri­va­les; fue­ra no”.

“Los afi­cio­na­dos di­cen que no pa­ro, pe­ro es­to pa­ra mí son va­ca­cio­nes. Me di­cen que es­ta­ría me­jor en una pla­ya, pe­ro lo que quie­ro es es­tar con los ni­ños y pa­sar­lo bien con ellos; me bas­ta ver su ilu­sión. Es­to es pa­ra vi­vir una ex­pe­rien­cia que de otra ma­ne­ra no hu­bie­sen po­di­do y su ilu­sión y sus ga­nas me va­len”, re­co­no­ció. Al res­pec­to de la pro­pues­ta del al­cal­de de Cervera de dar su nom­bre a una ca­lle o una pla­za de su pue­blo na­tal, Már­quez in­di­có: “A cual­quier per­so­na le gus­ta­ría al­go así, pe­ro a mí me cau­sa mu­cho res­pe­to. Creo que aún no to­ca. Va­le más no co­rrer y me da ver­güen­za; la idea ya es­tá ahí pe­ro de­ja­re­mos pa­sar un tiem­po”.

DI­VER­SIÓN. Már­quez dis­fru­tan­do en el cir­cui­to de Ru­fea.

EMO­CIÓN. Már­quez con los ni­ños.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.