28 ba­rras y ará ima­gen

N un fri­so de imá­ge­nes his­tó­ri­cas

AS (Aragon) - - Tambores De Derbi -

Re­sul­ta lla­ma­ti­vo y cu­rio­so, pe­ro el Ma­drid ya de­rro­tó al Atlé­ti­co en el ya ol­vi­da­do es­ta­dio de la Co­mu­ni­dad de Ma­drid, po­pu­lar­men­te co­no­ci­do co­mo La Pei­ne­ta, aho­ra de­no­mi­na­do Wan­da Me­tro­po­li­tano des­de que la en­ti­dad ro­ji­blan­ca lo inau­gu­ra­se. Ori­gi­na­ria­men­te, La Pei­ne­ta fue inau­gu­ra­do co­mo re­cin­to de­por­ti­vo el 6 de sep­tiem­bre de 1994 co­mo es­ta­dio de atle­tis­mo, pe­ro las au­to­ri­da­des po­lí­ti­cas qui­sie­ron do­tar­le de ma­yor tro­nío. Mon­ta­ron un tor­neo pa­ra mos­trar, en­tre otras co­sas, la fun­cio­na­li­dad del nue­vo co­li­seo, y las vir­tu­des de acu­dir a él en trans­por­te pú­bli­co. Ese tor­neo se lla­mó Tro­feo Co­mu­ni­dad de Ma­drid. Se ce­le­bró en­tre el 13 y el 15 de sep­tiem­bre de ese año. Lo dispu­taron el Real Ma­drid B, el Ra­yo Va­lle­cano, el Getafe y el Le­ga­nés, ga­nan­do los ca­cho­rros blan­cos. Las bue­nas afluen­cias de afi­cio­na­dos (el día de la fi­nal, que en­fren­tó al Ra­yo y al Ma­drid B acu­die­ron cer­ca de 10.000 es­pec­ta­do­res), ani­ma­ron a te­ner una cier­ta con­ti­nui­dad.

Así, se or­ga­ni­zó otro Tro­feo de la Co­mu­ni­dad, en es­te ca­so, en­tre los ma­yo­res en fe­chas na­vi­de­ñas. Se de­ci­dió que ese nue­vo Tro­feo de la Co­mu­ni­dad se ju­ga­se el 23 de di­ciem­bre (ahí es na­da) y lo dispu­tarían ma­dri­dis­tas y col­cho­ne­ros. Na­cía con la vo­ca­ción de ser la res­pues­ta al ya clá­si­co Tro­feo de Na­vi­dad de ba­lon­ces­to que or­ga­ni­za­ba el Real Ma­drid con no­ta­bi­lí­si­mo éxi­to y con la idea de que uno de los dos equi­pos his­tó­ri­cos ma­dri­le­ños uti­li­za­sen la ins­ta­la­ción de ma­ne­ra asi­dua. Pe­ro una co­sa es el fút­bol y otra, el ba­lon­ces­to. El 23 de di­ciem­bre am­bos equi­pos sal­ta­ron con sus su­plen­tes, re­for­za­dos con can­te­ra­nos.

Y, cla­ro, sep­tiem­bre no es di­ciem­bre. El tro­feo que se ju­gó en sep­tiem­bre no tu­vo na­da que ver con el del pe­río­do na­vi­de­ño. Ape­nas 1.500 afi­cio­na­dos se die­ron ci­ta en una con­ge­la­do­ra no­che in­ver­nal. El frío y el ser re­trans­mi­ti­do por te­le­vi­sión le qui­ta­ron mu­cho pro­ta­go­nis­mo. Los afi­cio­na­dos se agru­pa­ron en la úni­ca gra­do­na exis­ten­te (con ca­pa­ci­dad pa­ra 20.000 per­so­nas) pa­ra evi­tar el frío rei­nan­te.

Ca­si to­dos los ju­ga­do­res sal­ta­ron al cam­po con guan­tes pa­ra pro­te­ger­se de las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras. Tam­po­co

Sin ti­rón El frío rei­nan­te só­lo hi­zo que 1.500 per­so­nas acu­die­ran

ayu­da­ron los pre­cios: en­tre 2.000 y 3.000 pe­se­tas (en­tre 12 y 18 eu­ros) cos­ta­ban las lo­ca­li­da­des. Los más lis­tos se reunie­ron en una co­li­na ad­ya­cen­te, des­de don­de se po­día ver el encuentro sin te­ner que pa­sar por ta­qui­llas.

El par­ti­do fue más pro­pio de un encuentro de Re­gio­nal

que de dos equi­pos pun­te­ros. Ni Val­dano ni D’Ales­san­dro

arries­ga­ron lo más mí­ni­mo (el Ma­drid ve­nía de go­lear al Va­lla­do­lid el día an­te­rior en Li­ga,

0-5). En­tre los 22 ju­ga­do­res que sal­ta­ron al cam­po, só­lo ha­bía cua­tro ti­tu­la­res (Qui­que

por par­te ma­dri­dis­ta, y Toni, Ki­ko y Ko­sec­ki, por par­te ro­ji­blan­ca). El gran pro­ta­go­nis­ta del encuentro fue Du­bovsky. El es­lo­va­co anotó los dos tan­tos, el se­gun­do a es­ca­sos mi­nu­tos del fi­nal del encuentro, lo que otor­gó a los blan­cos el tro­feo. Fue el me­jor ju­ga­dor en el cam­po, qui­zá por ha­ber ju­ga­do nu­me­ro­sos en­cuen­tros en ese am­bien­te tan frío.

Pa­ra la cla­se po­lí­ti­ca, la ci­ta sa­lió bien. Tan bien, que fir­ma­ron un acuer­do pa­ra que se ju­ga­se di­cho encuentro du­ran­te cin­co años... Pe­ro no hu­bo fee­ling. El Tro­feo se vol­vió a ju­gar al año si­guien­te... en tie­rras ali­can­ti­nas, en el Ri­co Pé­rez. Vol­vió a ga­nar el Ma­drid, tam­bién por la mí­ni­ma (3-2), con dos go­les de Es­nái­der y otro de Pet­ko­vic. Por par­te ro­ji­blan­ca, mar­ca­ron Pan­tic y Bia­gi­ni.

fut­bo­lis­tas col­cho­ne­ros.

EN LA PEI­NE­TA. Ki­ko y Nan­do pug­nan por el ba­lón en una ju­ga­da de aquel encuentro de 1994.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.