Se cum­plen exac­ta­men­te tres años de su lle­ga­da

AS (Catalunya) - - Espanyol -

■ Con una ca­mi­se­ta es­tam­pa­da di­fí­cil de ol­vi­dar ba­ja­ba del co­che Fe­li­pe Cai­ce­do, ha­ce aho­ra tres años, pa­ra in­cor­po­rar­se por pri­me­ra vez al Es­pan­yol. Eran las 13:30 de un jue­ves 17 de ju­lio, y los que se­rían sus nue­vos com­pa­ñe­ros le es­pe­ra­ban en el ho­tel de con­cen­tra­ción de Ga­ròs, don­de aque­llos días se lle­va­ba a ca­bo la pri­me­ra es­ta­día de la pretemporada.

“Es­toy muy con­ten­to y con mu­cha ilu­sión”, fue­ron sus pri­me­ras pa­la­bras en la puer­ta del ho­tel, que ador­nó con otra afir­ma­ción: “To­do va bien. Ya quie­ro en­tre­nar, em­pe­zar a mo­ver­me cuan­to an­tes”. El de­lan­te­ro ve­nía de dispu­tar la Copa del Mun­do de Bra­sil con Ecua­dor, que le de­jó ren­quean­te, y por eso no de­bu­tó en el pri­mer en­cuen­tro de los pe­ri­cos, an­te la se­lec­ción de la Val d’Aran, sino que lo ha­ría ya nue­ve días más tar­de en Ma­rrue­cos, al dispu­tar 45 mi­nu­tos fren­te al Ra­ja de Ca­sa­blan­ca (1-1).

En­tre­tan­to, el 22 de ju­lio, vi­vió su día gran­de, con la pre­sen­ta­ción en Cor­ne­llà-El Prat, en la que se pro­pu­so su­pe­rar los 13 go­les que ha­bía ano­ta­do años an­tes en el Le­van­te, y a don­de le acom­pa­ñó el cón­sul de Ecua­dor en Bar­ce­lo­na, Ri­chard Oli­vo. Bueno, él y me­dio mi­llar de com­pa­trio­tas que se acer­ca­ron has­ta la gra­da del es­ta­dio blan­quia­zul pa­ra sa­lu­dar­lo y pe­dir­le au­tó­gra­fos.

Cai­ce­do no rom­pió su ré­cord ano­ta­dor, pe­ro se que­dó en la mis­ma orilla: esa tem­po­ra­da mar­có nue­ve go­les en la Li­ga y tres en la Copa, que con­tri­bu­ye­ron a lle­gar a las se­mi­fi­na­les. Fue­ron sus me­jo­res re­gis­tros co­mo perico, en una re­la­ción fer­vo­ro­sa que en tres años se ha ido en­frian­do. Has­ta hoy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.