Mbap­pé y la Juventus son los úl­ti­mos es­co­llos

Ma­drid y Atlé­ti­co sa­brán hoy (12:00) sus ri­va­les de se­mi­fi­na­les

AS (Galicia) - - Tema Del Día - A. GA­BI­LON­DO LA NO­TI­CIA

Real Ma­drid y Atlé­ti­co to­man la úl­ti­ma cur­va de la Cham­pions en un sor­teo de se­mi­fi­na­les tras el que se es­con­de la po­si­bi­li­dad de una nue­va fi­nal pa­ra am­bos. Los dos con­jun­tos es­pa­ño­les sa­brán hoy (12:00, La Sex­ta, Eu­ros­port y beIN) qué es­co­llo se en­con­tra­rán an­tes de Car­diff, si es que logran su­pe­rar­lo. El pri­mer ob­je­ti­vo, co­mo en otras oca­sio­nes, es evi­tar­se en­tre sí. Y no ex­clu­si­va­men­te por as­pi­rar a otra fi­nal es­pa­ño­la, sino por­que, jun­to a la Juventus, am­bos son los equi­pos más fuer­tes del bom­bo. En ese sen­ti­do, el Mó­na­co apa­re­ce co­mo el ri­val más ape­te­ci­ble, pe­se a las con­si­de­ra­bles ame­na­zas de Mbap­pé y Fal­cao que ya se han lle­va­do por de­lan­te a City y Dortmund. Los en­cuen­tros de ida de las se­mi­fi­na­les se­rán el 2 y 3 de ma­yo; los de vuel­ta, el 9 y 10. El or­den de en­cuen­tros se­rá el mis­mo que el de ex­trac­ción de bo­las.

El Ma­drid lle­ga a es­ta ron­da tras el subidón aními­co que su­pu­so eli­mi­nar al Ba­yern. El con­jun­to de Zi­da­ne de­mos­tró más fres­cu­ra que uno de los gran­des can­di­da­tos al tí­tu­lo y ade­más ex­hi­bió a un Cris­tiano in­con­tes­ta­ble. Eso sí, cru­zar­se con Atlé­ti­co o Juventus di­bu­ja­ría un con­tex­to com­ple­ta­men­te dis­tin­to, en el que de­be­ría des­ar­mar a dos de las me­jo­res de­fen­sas de Eu­ro­pa. Un cru­ce con la Ju­ve ten­dría el mor­bo de los re­gre­sos de Hi­guaín y Khe­di­ra a Ma­drid y de Mo­ra­ta a Tu­rín, ade­más del re­cuer­do de aque­lla fi­nal que ga­nó el Ma­drid en Ams­ter­dam con gol de Mi­ja­to­vic. Tam­bién me­di­ría a los dos clu­bes en los que Zi­da­ne, hoy téc­ni­co blan­co, se hi­zo gran­de. Por si fue­ra po­co, la jo­ya Dy­ba­la pi­sa­ría uno de los tem­plos que aún le fal­ta por co­no­cer: el Bernabéu.

Pa­ra el Atlé­ti­co, el con­jun­to ita­liano no es tam­po­co un des­co­no­ci­do (ya coin­ci­die­ron en la fa­se de gru­pos de ha­ce dos años, con los de Si­meo­ne pa­san­do co­mo lí­de­res). En él mi­li­ta un ex­col­cho­ne­ro re­con­ver­ti­do de­fi­ni­ti­va­men­te a gue­rri­lle­ro, Mand­zu­kic, ejem­plo per­fec­to del ca­rác­ter ul­tra­com­pe­ti­ti­vo de Alle­gri y los su­yos, ca­pa­ces de de­jar se­cos de go­les en cuar­tos de fi­nal a Mes­si, Ney­mar y Suá­rez. La Ve­chia Sig­no­ra ca­mi­na ha­cia su sex­to

Mó­na­co El ri­val más ape­te­ci­ble, ju­gó pre­via, pe­ro eli­mi­nó al City y al Dortmund

scu­det­to con­se­cu­ti­vo y le fal­ta tras­la­dar esos éxi­tos a Eu­ro­pa pa­ra con­si­de­rar­lo rey del Con­ti­nen­te. Al­go si­mi­lar al Atlé­ti­co, que ha lo­gra­do dis­cu­tir la au­to­ri­dad de Ma­drid y Ba­rça en Es­pa­ña y de la mano de Si­meo­ne y Griez­mann in­sis­te en ha­cer­lo tam­bién en Eu­ro­pa.

El Mó­na­co, que ju­gó la fa­se pre­via (eli­mi­nó al Vi­lla­rreal), se pre­sen­ta en se­mi­fi­na­les co­mo el pe­li­gro­so ob­je­to de de­seo pa­ra el res­to. El con­jun­to que di­ri­ge Jar­dim es­tá lleno de tram­pas. Fal­cao vuel­ve a ser el gran de­lan­te­ro que fue y Mbap­pé es un ta­len­to en cier­nes que ha cau­ti­va­do a to­dos es­ta tem­po­ra­da, in­clui­do el Ma­drid. A sus 18 años es ya es­tre­lla de la Cham­pions y del cam­peo­na­to fran­cés, li­de­ra­do por su equi­po de ma­ne­ra muy me­ri­to­ria fren­te al ri­co PSG. Ya sa­be el Ma­drid que un hi­po­té­ti­co cru­ce con el Mó­na­co en­cie­rra sus pe­li­gros. Le ocu­rrió en 2004 cuan­do fue apea­do por los mo­ne­gas­cos en­tre go­les del ma­dri­dis­ta, pe­ro ce­di­do, Mo­rien­tes. Son se­mi­fi­na­les y Car­diff (3 de ju­nio) es­tá cerca. Fa­llar no es­tá per­mi­ti­do. To­que el que to­que.

Los nú­me­ros. Las es­ta­dís­ti­cas de Ma­drid, Atlé­ti­co, Juventus y Mó­na­co es­tán muy re­par­ti­das en lo que va de Cham­pions. Lo que se de­du­ce de su pa­pel has­ta aho­ra en el tor­neo es que el Ma­drid tie­ne el me­jor ata­que, la Juventus la me­jor de­fen­sa, el Atlé­ti­co un pro­ble­ma pa­ra ha­cer go­les y el Mó­na­co otro pa­ra evi­tar­los. Eso di­cen los da­tos. El Ma­drid es el semifinalista que más tan­tos ha ano­ta­do (28) y el Atlé­ti­co el que me­nos (13); por el con­tra­rio, el Mó­na­co es el más go­lea­do con 16 (el Ma­drid ha re­ci­bi­do 15) y la Juventus el que me­nos con só­lo dos.

En cuan­to a oca­sio­nes, nin­guno creó tan­tas co­mo el Ma­drid (191), mien­tras que el Mó­na­co, en el ex­tre­mo con­tra­rio, ape­nas lle­gó a las 122. Los blan­cos dis­pa­ra­ron 75 ve­ces a por­te­ría, mien­tras que el Atlé­ti­co se que­dó en 47. Otro da­to cu­rio­so es el de la po­se­sión. La Juventus es el que más me­dia tie­ne de los se­mi­fi­na­lis­tas (55%) y el Mó­na­co el que me­nos (46%). Sin em­bar­go, el Ma­drid se cue­la en la es­ta­dís­ti­ca de pa­ses com­ple­ta­dos (89%), en la que el Mó­na­co es úl­ti­mo con un 80%. Los blan­cos tam­bién do­mi­nan el apar­ta­do de cór­ners a fa­vor (61), exac­ta­men­te los mis­mos que ha re­ci­bi­do en con­tra el Mó­na­co. En el ca­pí­tu­lo dis­ci­pli­na­rio es la Juventus la des­ta­ca­da con 143 fal­tas co­me­ti­das por las 84 del Atlé­ti­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.