“El mun­do se de­tie­ne pa­ra ver­te ju­gar un Clá­si­co”

AS (Galicia) - - Real Madrid-barcelona - LALI­GA WORLD

¿Qué sig­ni­fi­ca ju­gar un en­cuen­tro co­mo el Clá­si­co?

—He po­di­do ju­gar al­gu­nos y só­lo al ha­blar de ello ya se me po­ne la piel de ga­lli­na. Ten­go el pri­vi­le­gio de es­tar den­tro de es­te par­ti­do y hay mu­cha gen­te que que­rría sen­tir lo que sien­ten los ju­ga­do­res que es­tán ahí. No se pue­de ex­pli­car. Tie­nes que es­tar den­tro pa­ra sen­tir­lo. La emo­ción que es sa­ber que el mun­do prác­ti­ca­men­te se de­tie­ne pa­ra ver­te ju­gar no tie­ne pre­cio.

—¿Có­mo cree que lle­ga el equi­po?

—Es­ta­mos bien. Lle­ga­mos en un buen mo­men­to y con mu­cha ilu­sión de dar ale­grías a la afi­ción. For­ma­mos un gran equi­po, es­ta­mos muy uni­dos y va­mos ha­cia ade­lan­te.

—¿Có­mo vi­vió su pri­mer Clá­si­co en el Ma­drid?

—Cuan­do lle­gué la gen­te ha­bla­ba mu­cho de es­te par­ti­do. Y cuan­do lo pu­de ju­gar pen­sé que ya me sen­tía ju­ga­dor del Ma­drid y que po­día de­cir que ha­bía ju­ga­do un Clá­si­co.

—¿Qué pue­de de­cir de Cris­tiano?

—Es muy ami­go mío, com­par­tir ves­tua­rio con él es una ale­gría que ten­go. Po­der ju­gar con él, dar­le pa­ses y que él me los dé a mí es al­go que me voy a lle­var to­da la vi­da. Den­tro de 10 o 20 años lo va­mos a re­cor­dar con mu­cho ca­ri­ño. Lle­va­mos jun­tos unos 7 u 8 años. Con el tiem­po se ha­ce es­ta unión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.