A Ja­mes le dio por ha­cer­se un Ben­ze­ma

AS (Las Palmas) - - TEMA DEL DÍA - AL­FRE­DO RELAÑO

Por unas co­sas o por otras, el Ma­drid se las apa­ña pa­ra es­tar siem­pre en len­guas. Ayer, Ja­mes apa­re­ció en Val­de­be­bas con la po­li­cía en los ta­lo­nes, per­si­guién­do­le en un co­che ca­mu­fla­do, con si­re­na azul pi­tan­do en el te­cho y exi­gién­do­le por me­ga­fo­nía que se de­tu­vie­ra. Ja­mes ha­bía cir­cu­la­do a dos­cien­tos por ho­ra, se­gún de­nun­cia­ron los agen­tes. La ba­rre­ra de Val­de­be­bas se abrió pa­ra él, pe­ro re­tu­vo a los re­pre­sen­tan­tes del or­den por un cor­to lap­so de tiem­po, tras el cual los em­plea­dos del club les de­ja­ron pa­sar. Al me­nos na­die po­drá acu­sar al Ma­drid de obs­truc­ción a la Jus­ti­cia. ¿Es­tas co­sas le pa­san más al Ma­drid que a otros o es só­lo una im­pre­sión? ¿O se­rá, co­mo bro­mean las re­des so­cia­les, que la DGT se su­ma a la cam­pa­ña? No, es­to no pue­de ser, por­que la cam­pa­ña se en­tien­de re­cien­te y lo de la DGT y los ju­ga­do­res del Ma­drid ya da­ta de tiem­po. Has­ta aho­ra la estrella era (y si­gue sien­do) Ben­ze­ma, que con to­do lo que ha he­cho no ha per­di­do el car­net. No es de ex­tra­ñar, da­do lo bien pa­ra­do que ha sa­li­do de sus per­sis­ten­tes alar­des al vo­lan­te, que sus com­pa­ñe­ros no se cor­ten. A ve­ces da la im­pre­sión de que en Es­pa­ña hay más afo­ra­dos to­da­vía de los que pen­sa­mos. Ma­la co­sa pa­ra Ja­mes, que es­tá en ho­ras ba­jas. Be­ní­tez le ha co­mi­do la con­fian­za. Es otro. Y aho­ra se ve reo de es­ta chor­li­ta­da que le de­ja en muy mal lu­gar. No es nin­gu­na bro­ma con­du­cir a dos­cien­tos por ho­ra. Es­to em­pie­za a har­tar y al­gún día ha­brá que aca­bar con ello. Y ma­lo pa­ra el Ma­drid, un club que du­ran­te tan­tos años se es­for­zó en emi­tir bue­nos ejem­plos y que aho­ra es muy otra co­sa. El 2015 aca­bó triun­fal pa­ra el Ba­rça, con sus 180 go­les y sus cin­co tí­tu­los, y el 2016 em­pie­za con es­te nue­vo mal epi­so­dio au­to­mo­vi­lís­ti­co de un ju­ga­dor del Ma­drid, cuan­do aún es­cue­ce la can­ta­da del club en la Co­pa.

“...APA­RE­CIÓ EN VAL­DE­BE­BAS CON LA PO­LI­CÍA EN LOS TA­LO­NES...”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.