Un icono en el que no en­ca­ja el pi­sar el ace­le­ra­dor

AS (Las Palmas) - - VALENCIA-REAL MADRID - SA­RAH CAS­TRO

Pri­me­ro de enero. De re­pen­te, el chi­co bueno de la pe­lí­cu­la se sa­lió del li­bre­to. Ja­mes ace­le­ra de más ca­mino a Val­de­be­bas y au­men­ta el pul­so de las re­dac­cio­nes de­por­ti­vas del mun­do. La ca­rre­ra a 200 km/h y la per­se­cu­ción po­li­cial con­ta­da en AS y AStv son re­pro­du­ci­das en los me­dios co­lom­bia­nos. “Ja­mes, en pro­ble­mas”, re­por­ta Ca­ra­col TV en su web. No es el ti­po de ti­tu­la­res que sue­le pro­ta­go­ni­zar el 10 del Ma­drid y de Co­lom­bia, pe­ro las ho­ras en cal­ma ha­cen que las si­re­nas sue­nen más fuer­te. Ja­mes ce­rró 2015 con el des­con­cier­to que pro­vo­ca su rol ca­si se­cun­da­rio en el equi­po de Be­ní­tez. Es evi­den­te que no es­tá en los afec­tos, al me­nos de­por­ti­vos, del mís­ter. Tam­po­co fue su me­jor año con Co­lom­bia, que nau­fra­gó en la Co­pa Amé­ri­ca y lu­cha ca­da par­ti­do de las eli­mi­na­to­rias a fal­ta de la ma­gia del Mun­dial de Bra­sil...

Po­co brillo pa­ra un chi­co que acos­tum­bró a ser tan bueno den­tro co­mo fue­ra de la can­cha. Su son­ri­sa, mo­da­les y ta­len­to le hi­cie­ron un icono en el que no en­ca­ja eso de lle­var el pie al ace­le­ra­dor, una es­ce­na tí­pi­ca de otras fi­gu­ras. Es­tá en un mo­men­to cla­ve pa­ra ha­cer­le fren­te a las dis­trac­cio­nes de ser una estrella. Oja­lá es­te ini­cio de año agi­ta­do só­lo sea un an­ti­ci­po de la re­bel­día que se le re­cla­ma­rá en la can­cha en 2016.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.