Ta­na fre­na la es­ca­la­da bil­baí­na

Los leo­nes pi­san Eu­ro­pa, pe­ro ven le­jos la Cham­pions El gol del ca­na­rio pre­mió la gran se­gun­da par­te de los de Se­tién De­ci­die­ron las se­gun­das ju­ga­das

AS (Las Palmas) - - ATHLETIC-LAS PALMAS - N IKA C UENCA

Las Pal­mas fre­nó en se­co la es­ca­la­da del Ath­le­tic con un gol de Ta­na que le re­por­tó un ri­quí­si­mo y tra­ba­ja­do em­pa­te en San Ma­més. Los leo­nes ocu­pan aho­ra pla­za eu­ro­pea, pe­ro la Cham­pions se les va a ocho pun­tos. Si­guen con el mal fa­rio de los pri­me­ros par­ti­dos del año. Es­tá cla­ro que las uvas se les atra­gan­tan: son ya nue­ve tro­pie­zos se­gui­dos. A los ca­na­rios, el pun­to les su­po a glo­ria: si­guen sin ga­nar fue­ra, pe­ro con el es­pí­ri­tu de ayer lo lo­gra­ron más pron­to que tar­de. La vic­to­ria del Gra­na­da les obli­ga­ba mu­cho.

Fue un par­ti­do ex­tra­ño, con al­ter­na­ti­vas, en el que los leo­nes echa­ron mu­chí­si­mo en fal­ta a su fo­co, Be­ñat, que al me­nos es­ta­rá fres­co pa­ra com­ba­tir al lan­za­do Vi­lla­rreal en Co­pa. Los vi­si­tan­tes se lan­za­ron sin mi­rar atrás con su fút­bol de to­que cor­to a por el Ath­le­tic, que su­frió de­ma­sia­do sin la po­se­sión en la se­gun­da par­te. Cu­rio­sa­men­te, sa­ca­ron pe­tró­leo del ar­te que me­jor do­mi­na el equi­po de Val­ver­de, el ba­lón pa­ra­do. Dos se­gun­das ju­ga­das, de­ri­va­das de sen­dos sa­ques, ter­mi­na­ron en los tan­tos de Vicente y Ta­na.

Los ama­ri­llos sal­ta­ron al cam­po con des­ca­ro, con la de­fen­sa muy ade­lan­ta­da y su­man­do su pri­me­ra oca­sión en un dis­pa­ro des­de el bor­de del área de Arau­jo que obli­gó a lu­cir­se a Irai­zoz. A los bil­baí­nos les cos­ta­ba su­mar el pa­se de­ci­si­vo pa­ra plan­tar so­lo a un fut­bo­lis­ta an­te Ja­vi Va­ras, que ta­pa­ría a bo­ca­ja­rro una pi­ca­di­ta de Adu­riz.

De Mar­cos de­ci­dió sal­tar­se el guión con una con­duc­ción en dia­go­nal que ter­mi­nó en las bo­tas de Su­sae­ta, cu­yo de­re­cha­zo to­pó con el bra­zo de Da­vid Gar­cía, lan­za­do a la de­ses­pe­ra­da a in­ten­tar ta­po­nar­lo. Su­ce­de de vez en cuan­do que esas es­ti­ra­das no aca­rrean na­da bueno. Del Ce­rro Gran­de vio el pe­nal­ti co­mo to­do el mun­do, me­nos el in­frac­tor y Se­tién. Adu­riz lo trans­for­mó con un gol­peo se­co a la de­re­cha de Va­ras. El tan­to sen­tó mal a los ca­na­rios, que no en­ca­ja­ron de se­gui­do el 20 de mi­la­gro en un sa­que de es­qui­na de Su­sae­ta. Et­xei­ta co­nec­tó un ca­be­za­zo e hi­zo tem­blar el pos­te. Los is­le­ños se em­pe­za­ron a sen­tir ago­bia­dos en ca­da ba­lón col­ga­do al área. Es­tá cla­ro que su pro­ble­ma es fun­da­men­tal­men­te de­fen­si­vo.

Arau­jo dio otro sus­to an­tes del des­can­so, cuan­do sa­có su pier­na de­re­cha en un gol­peo for­za­do que era más de zur­da y obli­gó a Et­xei­ta a des­pe­jar­lo a cór­ner. El Ath­le­tic se­guía in­ten­so en la pre­sión, aun­que no es­ta­ba có­mo­do por den­tro

Otro es­ce­na­rio.

Las Pal­mas dio un pa­so ade­lan­te tras el des­can­so y el Ath­le­tic, con ven­ta­ja, dos pa­ra atrás. Ya pa­ra en­ton­ces, Vicente di­ri­gía el jue­go ha­cia El Zhar, que es­tu­vo a pun­to de pro­vo­car la se­gun­da ama­ri­lla de Ba­len­zia­ga. El ce­re­bro de los vi­si­tan­tes ca­za­ría pie­za des­pués en el se­gun­do pa­lo tras un ba­lón pa­ra­do sin des­pe­jar. Su zur­da­zo se me­tió por el so­ba­co de Irai­zoz.

Los leo­nes se vol­vie­ron a po­ner por de­lan­te en un arran­que de fu­ria de Wi­lliams, que se lle­vó un des­pe­je de Vie­ra, en­tró en el área y sa­có su ins­tin­to de go­lea­dor. Te­nía a Adu­riz so­lo, pe­ro ar­mó la de­re­cha y un gran ti­ro cru­za­do. Txin­gu­rri ya ha­bía da­do la vuel­ta al cen­tro del cam­po con Itu­rras­pe y pre­ser­vó jus­to con el 2-1 a Raúl Gar­cía, qui­zás pen­san­do en que no vie­se la quin­ta pa­ra la ba­ta­lla del Sánchez Piz­juán.

Un mal des­pe­je de ca­be­za de De Mar­cos a un cen­tro pa­ra­do al área ani­mó a Ta­na a co­mer­se el ba­lón, que se en­ve­ne­nó con el bo­te y de­jó ató­ni­tos a Irai­zoz y San Ma­més. El Ath­le­tic siem­pre sa­ca fuer­zas de fl aque­za y car­gó con lo que le que­da­ba. Era­so, en una vo­lea fue­ra, y Mu­niain, ta­po­na­do por un de­fen­sa, tu­vie­ron el 3-2 ba­jo el agua­ce­ro. Se­tién ti­ró de cam­bios pa­ra per­der tiem­po y los 300 se­gui­do­res ca­na­rios can­ta­ron “El año que vie­ne vol­ve­mos otra vez”. Vis­to lo de ayer, tie­nen el re­torno ga­ran­ti­za­do. Aba­jo hay equi­pos peo­res.

PRE­SIÓN. Ri­co, ayer ti­tu­lar, la busca an­te Vie­ra y El Zhar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.