¡Da­le ya un pa­ta­dón a la pe­lo­ta!

AS (Las Palmas) - - ATHLETIC-LAS PALMAS - DIE­GO FÉ­LIX

Las Pal­mas nos es­tá ma­la­cos­tum­bran­do. Ayer, an­te el Ath­le­tic , no se vio ese fút­bol que ha re­en­gan­cha­do a la afi­ción; esas ju­ga­das de pi­za­rra; ese es­ti­lo in­ne­go­cia­ble del to­que pa­ra ge­ne­rar mie­do al con­tra­rio. Bueno, sí se vio, pe­ro pa­ra mal. La sa­li­da de ba­lón, ju­gan­do al to­que co­mo si no hu­bie­ra ri­val, fue el re­ga­lo de Re­yes a los leo­nes. Des­de es­te la­do, el pun­to sa­be a glo­ria por­que no fue la Unión De­por­ti­va que quie­re Se­tién y sa­ca­ron un pun­to. Lo cier­to es que los ama­ri­llos mos­tra­ron la ver­sión ‘ Pa­co He­rre­ra’ : más cas­ta que jue­go, más múscu­lo e in­ten­si­dad que com­bi­na­cio­nes. Pe­ro es que, mu­chas ve­ces y con el cés­ped tan rá­pi­do, pa­re­ce in­ne­ce­sa­rio trian­gu­lar al bor­de de tu área. “¡Da­le un pa­ta­dón ya!”, se gri­ta­ba en to­da la is­la. Co­mo di­ce Va­le­rón , “hay que bus­car el equi­li­brio”. Y que el jue­go de to­que sea ina­mo­vi­ble hay que mi­rár­se­lo cuan­do el ri­val que tie­nes de­lan­te es uno de los gran­des. Gra­cias a que Wi­lliams aún es­tá en for­ma­ción... De vez en cuan­do, pe­gar un ba­lo­na­zo no vie­ne mal. Yo se lo he vis­to a los que me­jor prac­ti­can es­te de­por­te: no duele.

Lo fá­cil, des­de el pun­to de vis­ta de los ama­ri­llos, es pen­sar que se si­gue fue­ra del des­cen­so gra­cias a un pun­to en San Ma­més . Sue­na bien pa­ra un re­cién as­cen­di­do, pe­ro no pue­des es­tar con­ten­to cuan­do los dos go­les ri­va­les vie­nen de fa­llos in­fan­ti­les en me­dio del cam­po. Ha­ce fal­ta re­for­zar esa par­ce­la ya. Me cons­ta que el club se es­tá mo­vien­do. El fút­bol es co­mo el bo­xeo: gol­pear y que no te gol­peen. Y un equi­po co­mo Las Pal­mas no tie­ne ca­pa­ci­dad pa­ra ir al cuer­po a cuer­po. Sin em­bar­go, y sin que sir­va de pre­ce­den­te, ju­gar a na­da y sa­car un pun­to sa­be a glo­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.