Es­ca­pa­do, con De­nis y What­sapp

AS (Las Palmas) - - PRIMERA-LIGA BBVA - LFREDO ATILLA

Más que su­mar otros tres pun­tos, más que fir­mar la quin­ta vic­to­ria con­se­cu­ti­va y más que con­so­li­dar­se en pues­tos de Cham­pions, lo que el Vi­lla­rreal hi­zo en Ria­zor fue de­mos­trar­se a sí mis­mo que pue­de dar otra cam­pa­na­da. Con ca­si una vuel­ta con­su­mi­da ya tie­ne a sus per­se­gui­do­res más du­ros (y ló­gi­cos) pa­ra ser cuar­to bien le­jos, con el pun­to de vis­ta es­pe­ran­za­dor de que to­dos afron­ta­rán aún tres com­pe­ti­cio­nes, co­mo él, que equi­li­bra­rán las fuer­zas: el Ath­le­tic se que­da a 6 pun­tos, el Se­vi­lla a 10 y el Va­len­cia na­da más y na­da me­nos que a 13.

An­te el De­por la vic­to­ria lle­gó en el úl­ti­mo sus­pi­ro y qui­zás el em­pa­te hu­bie­ra si­do lo más jus­to, por­que Fer­nán­dez Bor­ba­lán se tra­gó un pe­nal­ti de Areo­la. Pe­ro tam­bién es cier­to que así se ha­ce jus­ti­cia, ya que el Sub­ma­rino per­dió cua­tro pun­tos en las úl­ti­mas ju­ga­das fren­te al Be­tis (1-1), Le­van­te (1-0) y Cel­ta (1-2) con los que aho­ra po­dría es­tar le­vi­tan­do en lo al­to de la ta­bla. El Vi­lla­rreal, tras un 2015 pla­ga­do de le­sio­nes por las que no pu­do man­te­ner el vue­lo, me­re­cía arran­car el año con una ale­gría así. Con Musacchio de je­fe, con Bruno de nue­vo lla­man­do a La Ro­ja, con De­nis otra no­che de ama­ri­llo y con Cherys­hev what­sap­pean­do a al­gún ami­go, en pleno mer­ca­do de fi­cha­jes, ‘¿có­mo va lo mío?’.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.