“La idea es cla­ra: ju­gar con los tres. (La BBC).” Zi­da­ne

El nue­vo téc­ni­co del Ma­drid ofre­ció su pri­me­ra con­fe­ren­cia de Pren­sa y ex­pli­có su re­ce­ta: “Trans­mi­tir al equi­po la ilu­sión por el jue­go, ju­gar des­de atrás, rá­pi­do, y te­ner el ba­lón...”.

AS (Las Palmas) - - TEMA DEL DÍA - C. A. FORJANES

➥¿Qué

le ha di­cho a sus ju­ga­do­res en es­te pri­mer ca­ra a ca­ra en el en­tre­na­mien­to? —Mis pri­me­ras pa­la­bras fue­ron sen­ci­llas. Les di­je que es­ta­ba con­ten­to, que em­pe­za­ba una nue­va aven­tu­ra y que hay ob­je­ti­vos por cum­plir. —¿Qué fút­bol bus­ca­rá? —Siem­pre ha si­do im­por­tan­te ver aquí un fút­bol bo­ni­to, voy es­tar en es­ta lí­nea. Fút­bol ofen­si­vo y equi­li­bra­do. Que­re­mos ha­cer lo me­jor en el cam­po. Vi a un equi­po con­cen­tra­do y ani­ma­do. Es­tán con­ten­tos. —¿En qué va a ser di­fe­ren­te el es­ti­lo a lo vis­to has­ta aho­ra? —Quie­ro dar­le mi to­que per­so­nal, un to­que ofen­si­vo. Quie­ro que los ju­ga­do­res se lo pa­sen bien so­bre el te­rreno de jue­go. Se­gu­ra­men­te co­mo lo ha­cían con Be­ní­tez. —La afi­ción cree que el equi­po ju­ga­rá co­mo us­ted ju­ga­ba... —La pre­sión que ha­brá es jus­ta. Po­de­mos ga­nar con buen jue­go, en­tre­ga y es­fuer­zo, los va­lo­res del ma­dri­dis­mo. —¿Qué ti­po de re­la­ción quie­re con la plan­ti­lla? —Hay que es­tar cer­ca. Te­ner una bue­na re­la­ción con ellos. Soy el res­pon­sa­ble y me in­tere­sa que to­do va­ya bien. —¿Cuá­les son los con­cep­tos que les tras­mi­ti­rá? —Pre­ten­do trans­mi­tir­les la ilu­sión que siem­pre ha te­ni­do es­te club en su jue­go. Mi con­cep­to es ju­gar des­de atrás, rá­pi­do ha­cia el cam­po con­tra­rio. Y te­ner la po­se­sión del ba­lón. —¿Có­mo se­rá el tra­to con las es­tre­llas en com­pa­ra­ción con los cha­va­les del Cas­ti­lla? —Di­fe­ren­te. Son ju­ga­do­res ex­pe­ri­men­ta­dos, pe­ro el men­sa­je es el mis­mo. Tra­ba­jo. La in­ten­si­dad que va­mos a me­ter en los par­ti­dos y tam­bién en los en­tre­na­mien­tos... —¿Sien­te vér­ti­go, o mie­do, an­te es­te re­to tan gran­de? —Las sen­sa­cio­nes son bue­nas. Nun­ca pien­so que un en­tre­na­dor es­té pre­pa­ra­do. Y me­nos uno que nun­ca en­tre­nó. Pe­ro es­toy mo­ti­va­do y ten­go ilu­sión por el re­to. Es­to me lle­va­rá a que sal­ga bien. —¿Era más fá­cil co­ger al equi­po en ju­lio? —Sí, pe­ro han pa­sa­do seis me­ses y es­toy aquí aho­ra. Esa pre­gun­ta aho­ra no va­le. —Es muy po­pu­lar en el Ma­drid. Ten­drá más in­dul­gen­cia que sus an­te­ce­so­res... —No, de nin­gún mo­do. El pa­pel del en­tre­na­dor es con­se­guir re­sul­ta­dos. Y es mi ca­so tam­bién. A pe­sar de mi pa­sa­do aquí co­mo ju­ga­dor. —¿Cuál es su mo­de­lo co­mo en­tre­na­dor? ¿Qué le apor­ta­ron Mou­rin­ho, An­ce­lot­ti...? —Co­no­cí a Mou­rin­ho, An­ce­lot­ti y a otros en­tre­na­do­res co­mo ju­ga­dor. Siem­pre co­gí al­go de ca­da uno. Aho­ra de­bo ser en­tre­na­dor co­mo yo quie­ro. To­dos me lo de­cían: “Haz lo veas con­ve­nien­te”. No pue­des ha­cer lo mis­mo que otro en­tre­na­dor. —¿Se que­dó con al­gún se­cre­to de An­ce­lot­ti pa­ra en­tre­nar? —Me de­cía que lo im­por­tan­te era ga­nar y la im­por­tan­cia de que los ju­ga­do­res es­tén bien. —Hay una com­pa­ra­ción inevi­ta­ble en­tre us­ted y Guar­dio­la.

Le­yen­das del club que em­pe­za­ron a en­tre­nar en el fi­lial... —No hay que ha­cer­la. Él es él y yo voy a in­ten­tar ha­cer­lo lo me­jor po­si­ble. Lo que es­tá ha­cien­do es im­pre­sio­nan­te pe­ro no me com­pa­ro. No lo hi­ce de ju­ga­dor y tam­po­co de en­tre­na­dor. Ha­ré de Zi­da­ne. —Us­ted fue fut­bo­lis­ta. Des­de la pers­pec­ti­va de un ju­ga­dor, ¿có­mo se re­ci­be un cam­bio de en­tre­na­dor a mi­tad de cur­so? —Hay que dar áni­mo a los ju­ga­do­res. Han he­cho un buen tra­ba­jo. Hay un cam­bio, pe­ro hay que res­pe­tar lo an­te­rior, el tra­ba­jo de Be­ní­tez fue muy bueno. Le de­seo suer­te... —¿Con­ven­ce­rá a los fut­bo­lis­tas gra­cias a su tra­yec­to­ria co­mo an­ti­guo ju­ga­dor? —Es un pun­to im­por­tan­te por­que co­noz­co al ves­tua­rio des­de la eta­pa de An­ce­lot­ti. Lue­go hay que tra­ba­jar. —Sus an­te­ce­so­res di­je­ron que la BBC era in­to­ca­ble. ¿Ju­ga­rán jun­tos con us­ted? —Sí, la idea es cla­ra, ju­gar con los tres. —Ba­le di­jo que sen­tía que se des­ti­tu­ye­ra a Be­ní­tez. ¿Ha ha­bla­do con el ga­lés? —En­tien­do que pue­de es­tar mo­les­to con la sa­li­da de Ra­fa por­que era un en­tre­na­dor im­por­tan­te pa­ra él, pe­ro voy a te­ner el mis­mo ca­ri­ño con él. Es un ju­ga­dor fun­da­men­tal pa­ra el equi­po. Le voy a dar to­do mi apo­yo. —¿Có­mo es de im­por­tan­te la dis­ci­pli­na del ves­tua­rio? —Es­toy con­ven­ci­do del tra­ba­jo que ha­ré. Sa­béis que no ha­blo mu­cho, pe­ro no pa­sa na­da. El día a día con mi equi­po va a ser fun­da­men­tal. Ga­nar, es lo úni­co que quie­ro trans­mi­tir. —¿De lo apren­di­do en el Cas­ti­lla, en Se­gun­da B, se que­da­rá al­go? ¿De­be­rá im­pro­vi­sar? —No va­mos a im­pro­vi­sar na­da. Es un gru­po a ges­tio­nar y apor­ta­ré al­go per­so­nal. Que mi fút­bol sea di­fe­ren­te, positivo, y con un cier­to equi­li­brio. Ya en el par­ti­do an­te el De­por se ve­rá al­go de que lo que­re­mos. —Es co­no­ci­da su ti­mi­dez an­te los me­dios, pe­ro aho­ra es­tá en el ban­qui­llo del club más po­pu­lar. ¿Có­mo afron­ta ese cam­bio? —Es un nue­vo rol y una eta­pa. Un pa­pel pa­ra el que he te­ni­do tiem­po de tra­ba­jar. Un re­to com­pli­ca­do pe­ro que me ani­ma. Co­ger es­ta opor­tu­ni­dad que se me brin­da. Es el me­jor club del mun­do y só­lo quie­ro ga­nar tí­tu­los aquí. —¿Cuál se­rá su staff? Se ha­bló de So­la­ri co­mo su se­gun­do... —Hay tres o cua­tro per­so­nas que van a tra­ba­jar con­mi­go. No va­mos a bus­car un nue­vo se­gun­do en­tre­na­dor. —¿Dón­de hay mar­gen de pro­gre­sión pa­ra ga­nar la Li­ga? —Es­ta­mos bien si­tua­dos en la ta­bla. Que­dan par­ti­dos im­por­tan­tes y seis me­ses más. El mar­gen de­be es­tar pre­sen­te si que­re­mos ga­nar. —Ja­mes e Is­co tu­vie­ron pro­ble­mas con Be­ní­tez. ¿Van a ser im­por­tan­tes aho­ra? —To­do el equi­po va a ser im­por­tan­te. Son dos ju­ga­do­res for­mi­da­bles y se­rán im­por­tan­tes. Va­mos a ver có­mo lo ha­ce­mos. —¿Y Mo­dric y Ko­va­cic? —Ha­bla­mos de dos ju­ga­do­res im­por tan­tes pe­ro es só­lo el pri­mer día. Va­mos a ver los días que vie­nen y qué equi­po va a ju­gar el sá­ba­do. —Le­van­tar es­te año la Un­dé­ci­ma, ¿sue­ño o po­si­bi­li­dad real? —To­do es real con es­ta ca­mi­se­ta. Ga­nar es fun­da­men­tal en es­te club. Siem­pre es el ob­je­ti­vo, es­pe­cial­men­te ga­nar la Cham­pions, y siem­pre lo se­rá. —¿Con qué se con­for­ma­ría al fi­nal? —Con ga­nar­lo to­do. Te­ne­mos dos tí­tu­los que se pue­den con­se­guir, va­mos a in­ten­tar­lo. —¿Cuál es el men­sa­je a la afi­ción? —Un men­sa­je de ilu­sión. Se tra­ta de una afi­ción que sa­be mu­cho de fút­bol y siem­pre es­tá de­trás de su equi­po. Va­mos a ha­cer­lo bien pa­ra que es­tén or­gu­llo­sos de no­so­tros.

“Quie­ro dar al equi­po mi to­que per­so­nal, ofen­si­vo, que los ju­ga­do­res se lo pa­sen

bien” “Un téc­ni­co ha de te­ner bue­na re­la­ción

con su plan­ti­lla, es­tar cer­ca de ellos” ¿Guar­dio­la? No me voy a com­pa­rar. No lo hi­ce de ju­ga­dor y no lo ha­ré aho­ra. Ha­ré de Zi­da­ne” ¿El pa­pel de Ja­mes e Is­co? Son dos fut­bo­lis­tas for­mi­da­bles y van a ser im­por­tan­tes”

ELE­GAN­CIA. Zi­da­ne ofre­ció su pri­me­ra con­fe­ren­cia de pren­sa en­fun­da­do en un tra­je ne­gro en­ta­lla­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.