La sal­va­ción, el de­seo pa­ra los Re­yes

AS (Las Palmas) - - RAYO VALLECANO-ATLÉTICO DE MADRID - MAI­TE MAR­TÍN

Que­ri­dos Re­yes Ma­gos, es­ta tem­po­ra­da (la quin­ta con­se­cu­ti­va en Pri­me­ra, al­go iné­di­to en su his­to­ria) el Ra­yo ha vuel­to a apos­tar por una fi­lo­so­fía que se ha con­ver­ti­do en san­to y

se­ña del club, ha de­ja­do des­te­llos de ca­li­dad (de lo que pue­de lle­gar a ser, pe­ro aún no se ha asen­ta­do) y se ha ido so­bre­po­nien­do a la pér­di­da de pie­zas fun­da­men­ta­les co­mo Toño, Ebert o Rat. Uno es el de­seo que com­par­ten to­dos los fran­ji­rro­jos de Orien­te y Oc­ci­den­te: la per­ma­nen­cia. Un so­lo re­ga­lo pa­ra es­te año. La afi­ción ha con­fia­do sus sen­ti­mien­tos e ilu­sio­nes a los ju­ga­do­res. Y la di­rec­ti­va ha re­co­gi­do el guan­te: pon­drá a dis­po­si­ción de sus abo­na­dos un au­to­bús gra­tui­to pa­ra que el equi­po sien­ta el alien­to de su gen­te en un par­ti­do de una im­por­tan­cia ca­pi­tal fren­te al

Le­van­te. A vi­da o muer­te.

An­tes lle­ga la Co­pa, cu­yo for­ma­to se lo po­ne de­ma­sia­do di­fí­cil a los hu­mil­des: 180 mi­nu­tos pa­ra sal­va­guar­dar una ma­cha­da son mol­to lon­go... Aho­ra bien, el Ra­yo da­rá gue­rra. Es par­te de su idio­sin­cra­sia y se res­pi­ra en el ba­rrio. Ade­más, un triun­fo po­dría ser un oa­sis en el de­sier­to li­gue­ro e in­su­flar­le op­ti­mis­mo al ves­tua­rio. Es el turno de ro­ta­cio­nes y el mo­men­to de las reivin­di­ca­cio­nes, de pe­gar un sus­to al

Atlé­ti­co. He­cho a ima­gen y se­me­jan­za de Si­meo­ne, cu­yo se­llo só­lo es com­pa­ra­ble al de

Pa­co en es­te Ra­yo. Jé­mez es el me­jor ca­pi­tán pa­ra en­cau­zar el rum­bo de la na­ve, el más ca­pa­ci­ta­do pa­ra sal­var­la del hun­di­mien­to. In­ten­te­mos no per­der la ilu­sión en es­te má­gi­co día de Re­yes. Qui­zá hoy nos ha­yan de­ja­do jun­to a nues­tros za­pa­tos un añito más en la éli­te... Quién sa­be.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.