Peu­geot de­mues­tra con un tri­ple­te que va en se­rio

Pe­ter­han­sel, Sainz y Loeb fir­ma­ron las tres pri­me­ras po­si­cio­nes de la pri­me­ra de las eta­pas ma­ra­tón de la pre­sen­te edi­ción. Al-At­ti­yah im­pi­dió el re­ci­tal com­ple­to ya que fue cuar­to y Des­pres ter­mi­nó quin­to

AS (Las Palmas) - - MÁS MOTOR - HÉC­TOR MAR­TÍ­NEZ

Al sprint. Así se co­rre en el Dakar, así son ca­pa­ces los pi­lo­tos de re­sol­ver una es­pe­cial de na­da más y na­da me­nos que 429 ki­ló­me­tros. Pe­ro el ta­len­to es tan­to que quien par­pa­dea, pier­de la vic­to­ria de eta­pa. El bu­cle de Ju­juy de­pa­ró uno de los fi­na­les más apa­sio­nan­tes que se re­cuer­dan, con Car­los Sainz ca­paz de una re­mon­ta­da es­pec­ta­cu­lar que le de­jó a só­lo on­ce se­gun­dos de la vic­to­ria de eta­pa, que lle­vó la firma de Stép­ha­ne Pe­ter­han­sel. Y Sé­bas­tien Loeb fue ter­ce­ro, a 27 se­gun­dos. En 27 se­gun­dos, tres ma­gos. El día de Re­yes. Tri­ple­te de Peu­geot. ¿Sa­ben có­mo son­ríen los leo­nes? Ahí tie­nen la prue­ba.

Sainz arran­ca­ba la eta­pa con la san­ción im­pues­ta ya de ma­dru­ga­da por la or­ga­ni­za­ción. La ra­zón, el ex­ce­so de velocidad en la jor­na­da pre­via. El pea­je a pa­gar, só­lo un mi­nu­to, pe­ro su­fi­cien­te pa­ra ha­cer sa­lir al ma­dri­le­ño cuar­to en lu­gar de se­gun­do, al­go que se ha­bía ga­na­do con su re­sul­ta­do en la es­pe­cial que ha­bía uni­do el mar­tes Ter­mas de Río Hon­do con San Sal­va­dor de Ju­juy. Sainz mar­ca­ba el me­jor tiem­po en el WP1, pe­ro un pin­cha­zo le hi­zo ba­jar has­ta el 18º y ce­der 3: 03 res­pec­to a Loeb. Una ma­la noticia que pin­ta aún más gris si te­ne­mos en cuen­ta que, al tra­tar­se de la eta­pa ma­ra­tón, ha­bía que de­jar el co­che en par­que ce­rra­do (don­de no se pue­de re­pa­rar). Al me­nos que­da una rue­da de re­cam­bio, en el Dakar to­do op­ti­mis­mo es bien­ve­ni­do. Tras ese pin­cha­zo, Car­los fue re­cor­tan­do di­fe­ren­cias, con Pe­ter­han­sel co­mo el

Pe­ter­han­sel “Es­te año trae­mos re­gla­jes que

fun­cio­nan mu­cho me­jor

en al­ti­tud”

1. S. Loeb (Fra/Peu­geot) 9h 44:51 2. S. Pe­ter­han­sel (Fra/Peug.) a 4:48 5. C. Sainz (Peu­geot) 13:04 23. J. Roma (Mi­ni) 1h 01:06

MO­TOS 1. P. Go­nçal­ves (Por/Hon.)10h 35:17 2. K. Be­na­vi­des (Arg/Hon­da) a 2:17 3. J. Ba­rre­da (Hon­da) 3:03 11. G. Fa­rrés (KTM) 11:54 gran re­fe­ren­te. Mon­sieur Dakar se sien­te ca­da vez más a gus­to con el Peu­geot, que se adap­tó me­jor que nin­gún otro a la eta­pa

Quin­ta eta­pa de ayer. “Es­te año trae­mos re­gla­jes que fun­cio­nan mu­cho me­jor en al­ti­tud, lo que nos per­mi­te ro­dar me­jor por­que el co­che es­tá bien equi­li­bra­do”, co­men­ta­ba.

Él fue ayer una pre­sa co­di­cia­da por Al-At­ti­yah, pe­ro inal­can­za­ble. Ya sa­ben, lo de la za­naho­ria y el bu­rro. “He in­ten­ta­do se­guir el rit­mo a Seb, pe­ro me ha re­sul­ta­do im­po­si­ble. Su co­che es ra­pi­dí­si­mo”, de­cía el qa­ta­rí, al que en los dos úl­ti­mos días se le han es­ca­pa­do pi­ro­pos ha­cia ese Peu­geot del que ha­ce na­da du­da­ba. ¿Se­rá una tác­ti­ca? Co­no­cien­do a Nas­ser, que vol­vió a li­de­rar el es­cua­drón Mi­ni por de­lan­te de Roma (oc­ta­vo), al­gu­na car­ta ten­drá por ahí es­con­di­da. Eso sí, Al-At­ti­yah im­pi­dió con su cuar­to pues­to que el re­ci­tal de Peu­geot fue­ra com­ple­to, arra­sa­dor, pues Cy­ril Des­pres fue quin­to. El día en el que Pe­ter­han­sel ga­nó a Sainz ca­si en la fo­to fi­nish. Pe­ro las sen­sa­cio­nes de Car­los son bue­nas. Y es hoy cuan­do de ver­dad co­mien­za el Dakar.

DO­MI­NIO. Los Peu­geot mar­chan me­jor que nin­gún otro año y lo­gra­ron un tri­ple­te en la eta­pa dispu­tada ayer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.