En me­dio del lío, la Li­ga

El Gra­na­da, a apro­ve­char la ten­sión de los der­bis

AS (Las Palmas) - - BARCELONA-GRANADA - SAN­TI GIMÉNEZ

Aca­ba la pri­me­ra vuel­ta de la Li­ga el Ba­rça más pendiente de la Co­pa que del tor­neo de la re­gu­la­ri­dad. To­da una pa­ra­do­ja si te­ne­mos en cuen­ta que a prin­ci­pio de cur­so, en el club blaugrana se plan­teó es­ta pri­me­ra mi­tad de tem­po­ra­da co­mo una ca­rre­ra de re­sis­ten­cia de­bi­do al ca­len­da­rio, a la san­ción de la FIFA y, pos­te­rior­men­te, a la le­sión de Mes­si. Pues se da la cir­cuns­tan­cia de que lle­ga el par­ti­do que de­be de su­po­ner un an­tes y un des­pués en el tran­si­tar del Barcelona por el cam­peo­na­to y to­da la aten­ción an­da pues­ta en la Co­pa y en la ten­sión ge­ne­ra­da tras los dos der­bis se­gui­dos an­te el Espanyol y el que de­be de ju­gar­se el pró­xi­mo miér­co­les.

En me­dio de to­do el lío, lle­ga el Gra­na­da a ver si se cum­ple eso de “a río re­vuel­to, ga­nan­cia de pes­ca­do­res”. El Gra­na­da lle­ga a Barcelona de in­cóg­ni­to. Pue­de que mien­tras los de San­do­val es­tén ca­len­tan­do, en la gra­da to­da­vía se dis­cu­ta de Suá­rez, Pi­qué, Pau Ló­pez, Co­llet, Diop y el Twit­ter. Allá ellos.

Es­ta cir­cuns­tan­cia pue­de ser un ar­ma de do­ble fi­lo. Por una par­te, pue­de ser­vir a los an­da­lu­ces pa­ra tra­tar de pi­llar des­pis­ta­dos a los bar­ce­lo­nis­tas, o bien to­do lo con­tra­rio. Li­be­ra­dos de pi­ques, cru­ces de de­cla­ra­cio­nes y de po­lé­mi­cas aje­nas al jue­go, los fut­bo­lis­tas de Luis En­ri­que po­drían li­be­rar­se y cen­trar­se úni­ca­men­te en ju­gar un par­ti­do de fút­bol. Y si se cen­tran en eso, las op­cio­nes del Gra­na­da son muy es­ca­sas.

Por lo vis­to en la jor­na­da de ayer, el úni­co que en el ves­tua­rio bar­ce­lo­nis­ta que pa­re­ce es­tar cier­ta­men­te cen­tra­do en el par­ti­do con­tra el Gra­na­da es Luis En­ri­que, que no qui­so ha­blar en su rue­da de pren­sa de na­da que no fue­ra el equi­po de San­do­val. La lás­ti­ma es que sus ju­ga­do­res, —a las Re­des nos re­mi­ti­mos— si­guen con la ca­be­za en el der­bi pa­sa­do, en el que vie­ne y en las cam­pa­ñas.

En cam­bio, el Gra­na­da só­lo tie­ne un ob­je­ti­vo, tra­tar de dar un sus­to a un Ba­rça al­go dis­traí­do.

Ba­rça Aca­ba la pri­me­ra vuel­ta más pendiente de la Co­pa que

de la Li­ga

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.