En Doha, el ca­pí­tu­lo 47: Na­dal con­tra Djo­ko­vic

Fi­nal nú­me­ro 99 pa­ra Ra­fa y de­ci­mo­sex­ta se­gui­da pa­ra el ser­bio

AS (Las Palmas) - - MÁS DEPORTE - ALE­JAN­DRO DELMÁS

La fi­nal del Qa­tar Ex­xo­nMo­bil Open en Doha (16:00 ho­ras Eu­ros­port) es el ca­pí­tu­lo nú­me­ro 47 en la ri­va­li­dad más du­ra­de­ra del tenis ATP: Ra­fael Na­dal con­tra No­vak Djo­ko­vic, nú­me­ro uno del mun­do y al que Na­dal no ga­na des­de 2014. El gran desafío.

Po­dría ser al­go co­mo Moby Dick o co­mo la his­to­ria que se re­la­ta en El Co­ra­zón del Mar, el dra­ma de un bu­que ba­lle­ne­ro con un ca­pi­tán ob­se­sio­na­do en busca de la gran Ba­lle­na Blan­ca. Pe­ro el he­cho des­nu­do es que Ra­fael Na­dal Pa­re­ra ha vuel­to a apa­re­jar su na­vío de ca­za en busca de No­vak Djo­ko­vic: el mons­truo que tan­tas ve­ces le ha da­ña­do y que tan­ta pe­na­li­dad le ha cau­sa­do.

En Doha, Qa­tar, a par­tir de las 16:00 ho­ras, el ca­pi­tán Na­dal vuel­ve a mon­tar el ar­pón a la ca­za de Moby Dick: ese Djo­ko­vic im­po­nen­te, ca­si in­ven­ci­ble, nú­me­ro uno del mun­do... y que nun­ca ha con­quis­ta­do el tor­neo de Qa­tar, un ATP 250 cu­ya fi­nal pi­sa Na­dal por ter­ce­ra vez: ca­yó en 2010 an­te Davy­den­ko y ba­tió a Mon­fils en 2014.

Es la fi­nal nú­me­ro 99 en la ca­rre­ra de Na­dal... y la de­ci­mo­sex­ta con­se­cu­ti­va pa­ra un Djo­ko­vic que no ha si­do apar­ta­do del par­ti­do de­fi­ni­ti­vo de nin­gún tor­neo, pre­ci­sa­men­te des­de que el ca­ño­ne­ro Ivo Kar­lo­vic le bom­bar­deó con 21 aces en los cuar­tos de 2015 en Doha, ha­ce hoy un año y dos días.

Pa­ra lle­gar has­ta aquí, Na­dal ha ce­di­do dos sets an­tes de so­me­ter a Ca­rre­ño, Haa­se, Kuz­net­sov y, ayer en se­mi­fi­na­les, a Ill­ya Mar­chen­ko, ver­du­go de Fe­rrer en pri­me­ra ron­da: 63, 6-4. Djo­ko­vic no ha per­di­do un set, fal­ta­ría más, aun­que en cuar­tos, Leo Ma­yer sir­vió con 5-4 pa­ra ga­nar­le el se­gun­do set: des­de ahí, Djo­ko­vic ga­nó a Ma­yer cua­tro jue­gos se­gui­dos. Ayer, Berdych lle­vó a No­vak has­ta el tie­break en la se­gun­da man­ga de un duelo que el nú­me­ro uno del mun­do re­sol­vió con 6-3 y 7-6 (3): la vic­to­ria nú­me­ro 22 de Djo­ko­vic so­bre Berdych. Sin co­men­ta­rios. His­to­ria. Es­ta es la ri­va­li­dad más du­ra­de­ra en la his­to­ria de la ATP: un em­pa­te a 23 triun­fos que hoy que­da­rá ro­to. Na­dal no ga­na a Djo­ko­vic un par­ti­do ni un set des­de la fi­nal de 2014 en ese Ro­land Ga­rros que, a su vez, es la mal­di­ción del lí­der mun­dial. En pis­ta du­ra, No­vak siem­pre ga­na a Ra­fa des­de la fi­nal de 2013 en el US Open.

En Doha, en­tre mue­ci­nes y re­zos, Na­dal ha sa­ca­do y ha pe­ga­do. Djo­ko­vic ha­ce pro­di­gios y res­ta sa­ques im­po­si­bles pa­ra un ser co­rrien­te. Pe­ro No­vak no es un ser hu­mano: es la gran Ba­lle­na Blan­ca. Hoy, de nue­vo an­te su gran ca­za­dor. Épi­ca en­tre la Ora­ción del Atar­de­cer.

VIE­JAS SEN­SA­CIO­NES, NUE­VO RE­TO. En Doha, Na­dal ha vi­bra­do y ha re­cu­pe­ra­do sen­sa­cio­nes an­te el nue­vo gran re­to: ga­nar a Djo­ko­vic.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.