Un mal de al­tu­ra con sa­bor a ‘mi­li’

AS (Las Palmas) - - DAKAR 2016 - POR HÉCTOR MAR­TÍ­NEZ

Por si la ho­ra de las co­mi­das —ca­da uno con su ban­de­ji­ta, todos en fi­la in­dia— no me re­cor­da­ra su­fi­cien­te­men­te a la mi­li, ahí es­ta­ba el avión pa­ra ha­cer­lo. El Ejér­ci­to Bo­li­viano nos lle­vó a Sal­ta a sal­to de ra­na. Des­pe­ga­mos de Uyu­ni, ate­rri­za­mos en Ta­ri­ja. Re­pos­ta­mos. Des­pe­ga­mos de Ta­ri­ja y ate­rri­za­mos en Sal­ta. Di­ji­mos que aquí apre­ta­ría el sal­te­ño Be­na­vi­des, y lo hi­zo, lo su­yo fue un ti­ro al pa­lo: se le es­ca­pó la vic­to­ria en mo­tos. Era el más es­pe­ra­do aquí, don­de otros no son bien­ve­ni­dos. La Fun­da­ción pa­ra la de­fen­sa del Am­bien­te (FU­NAM) pre­sen­tó una de­nun­cia con­tra po­lí­ti­cos y or­ga­ni­za­do­res del Da­kar por per­mi­tir que la ca­rre­ra pa­sa­ra por el Par­que Na­cio­nal Los Car­do­nes. La de­nun­cia si­gue su cur­so. Los car­do­nes, unos cac­tus enor­mes, si­guen en pie. Mil años.

La ca­rre­ra vuel­ve a Ar­gen­ti­na tras su­bir a Bo­li­via. Atrás que­dó el mal de al­tu­ra, que en quads no hi­zo otra co­sa que si­tuar a los her­ma­nos Pa­tro­ne­lli, pri­me­ro (Ale­jan­dro) y se­gun­do (Mar­cos) en la ge­ne­ral. Vuel­ven al Da­kar (ga­na­ron en 2010, 2011, 2012 y 2013) tras un tiem­po de­di­ca­do a los ne­go­cios fa­mi­lia­res. En Uyu­ni per­die­ron un ri­val di­rec­to, ‘El Pe­rro’ Ca­sa­le. Muer­to el pe­rro, ¿se aca­bó la ra­bia? “No hay que fiar­se”, di­cen los her­ma­nos de Las Flo­res. En­tre flo­res y car­do­nes via­ja el Da­kar. Po­cas ciu­da­des pi­sa­mos. Dic­cio­dia­rio: Apo­li­llar. Dor­mir. Así es­tu­vie­ron mu­chos en Uyu­ni, pe­rio­dis­tas y pi­lo­tos, por el mal de al­tu­ra. La es­pe­cial Uyu­ni-Uyu­ni arran­ca­ba más tar­de que nun­ca y a al­guno, como Vi­lla­gra, que li­de­ra­ba en ca­mio­nes, se le pe­ga­ron las sá­ba­nas. Que aquí no hay.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.