La Vuel­ta man­tie­ne su ca­rác­ter “ex­plo­si­vo”

Ha­brá diez me­tas en al­to, tres de ellas con ram­pas de más del 20%

AS (Las Palmas) - - MÁS DEPORTE - JUAN GU­TIÉ­RREZ SAN­TIA­GO

La Vuel­ta a Es­pa­ña 2016 que se pre­sen­tó ayer en San­tia­go de Com­pos­te­la

con­ser­va su se­llo de los úl­ti­mos años, con diez me­tas en al­to, lle­ga­das ex­plo­si­vas, una so­la crono... Y un com­ple­men­to: una ‘eta­pa Tour’ al Au­bis­que.

La Vuel­ta a Es­pa­ña man­tie­ne su esen­cia: diez lle­ga­das en al­to, tres mu­ros im­po­si­bles, al­gún gui­ño a la tra­di­ción, al­gún des­cu­bri­mien­to, una eta­pa de mon­ta­ña el pe­núl­ti­mo día, una crono por equi­pos, una úni­ca con­tra­rre­loj in­di­vi­dual… Hay in­clu­so una eta­pa-Tour en el Au­bis­que. “Es­ta Vuel­ta lle­va mu­cho de lo que so­mos, es una Vuel­ta ex­plo­si­va”, de­fi­nió su di­rec­tor ge­ne­ral, Ja­vier Gui­llén.

Jun­to a su co­no­ci­do ADN, la Vuel­ta re­ba­ja ki­lo­me­tra­je (3.277 km con­tra 3.358 de 2015), pe­ro so­bre to­do dis­mi­nu­ye los tras­la­dos. “Era un dé­fi­cit que he­mos co­rre­gi­do”, ad­mi­tió Gui­llén. Es­ta re­duc­ción tam­bién es un se­ñue­lo pa­ra los co­rre­do­res, an­te la in­cóg­ni­ta que su­po­ne es­te año la par­ti­ci­pa­ción de­bi­do a la pro­xi­mi­dad de los Jue­gos de Río.

El re­co­rri­do que se pre­sen­tó ayer en San­tia­go se ci­ñe al an­ti­ci­pa­do el vier­nes por AS. Ini­cial­men­te se car­ga la mano en Ga­li­cia, que aco­ge­rá las seis pri­me­ras eta­pas por su te­rri­to­rio rom­pe­pier­nas. “Ya co­no­ce­mos las em­bos­ca­das que se pue­den mon­tar por aquí”, di­jo Luis Ángel Ma­té du­ran­te el ac­to. “Te­rreno mi­na­do”, aña­dió Álvaro Pino.

La si­guien­te fa­se de la ca­rre­ra arran­ca con una eta­pa uni­puer­to en La Cam­pe­ro­na (8ª). “La pri­me­ra subida se­ria de la Vuel­ta”, apun­tó Pino. Sus ram­pas del 24% anun­cian un tríp­ti­co que com­ple­tan dos clá­si­cos en As­tu­rias: el Na­ran­co (9ª) y Lagos (10ª). Ha­brá una cuarta lle­ga­da en al­to con­se­cu­ti­va en la cán­ta­bra Pe­ña Ca­bar­ga (11ª), pe­ro tras un día de re­po­so.

La Vuel­ta se­gui­rá su pe­ri­plo por el nor­te con su re­torno a

Gui­llén

“Es­te re­co­rri­do de la Vuel­ta lle­va mu­cho de lo que so­mos”

Bil­bao (12ª), cin­co años des­pués de aque­lla apoteosis que su­pu­so ver a Igor An­tón pa­sar vic­to­rio­so por la puer­ta de su ca­sa. La ciu­dad lle­va­ba des­de 1978 sin aplau­dir a la Vuel­ta. Y el pú­bli­co vasco, aman­te de es­te de­por­te, la me­jor afi­ción del ci­clis­mo, aplau­dió a ra­biar. En es­te 2016 vol­ve­rá a te­ner la opor­tu­ni­dad. “Ha­brá una es­ca­pa­da con gen­te bue­na, como ocu­rrió en­ton­ces”, pro­nos­ti­có Óscar Pereiro.

De Bil­bao se irá a la na­va­rra Ur­dax (13ª), que orien­ta­rá la ca­rre­ra ha­cia su eta­pa rei­na por los Pi­ri­neos fran­ce­ses pa­ra co­ro­nar el Au­bis­que (14ª) des­pués de In­har­pu, La Pie­dra de San Mar­tín y el Ma­rie-Blan­que. Sa­bor a Tour pa­ra una ca­rre­ra pro­pie­dad del Tour. “Pue­de ha­ber di­fe­ren­cias im­por­tan­tes”, co­men­tó Mikel Landa. Al día si­guien­te se afron­ta­rá otra me­ta en al­to, en For­mi­gal (15ª), an­tes de en­fi­lar la rec­ta fi­nal. Tra­ca fi­nal. La úl­ti­ma semana dis­cu­rri­rá por las tres pro­vin­cias de la Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na, con ese no­ve­do­so mu­ro del Ca­mins del Pen­ya­go­lo­sa (17ª): 4 ki­ló­me­tros con un 12,9% de pro­me­dio y ram­pas has­ta del 22%. “Un fi­nal bo­ni­to pa­ra ver”, se­ña­ló Landa. Y como re­ma­te, ese en­ca­de­na­do fi­nal el vier­nes y el sá­ba­do: la con­tra­rre­loj Já­vea-Cal­pe (19ª) y la mon­ta­ño­sa jornada has­ta la ba­se mi­li­tar del Al­to de Ai­ta­na (20ª). Esos dos días, se­gún las cuen­tas de los or­ga­ni­za­do­res, de­ci­di­rán la Vuel­ta a Es­pa­ña 2016. Ya ve­re­mos en­tre quié­nes.

EL MU­RO. El pú­bli­co ob­ser­va a Pe­dro Del­ga­do, Kiko Gar­cía, Fer­nan­do Es­car­tín y Miguel Ángel Igle­sias en el Ca­mins de Pen­ya­go­lo­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.