El Ei­bar ha­ce his­to­ria al en­trar en zo­na eu­ro­pea

Inui fue el lí­der de los ar­me­ros an­te el Es­pan­yol

AS (Las Palmas) - - EIBAR-ESPANYOL - MIKEL BAE­NA

Si­guen co­rrien­do bue­nos tiem­pos en Ipu­rua. El Ei­bar ha me­jo­ra­do su mag­ní­fi co co­mien­zo del pa­sa­do año tras ga­nar al Es­pan­yol y cie­rra es­ta pri­me­ra mi­tad del cam­peo­na­to al­can­zan­do una trein­te­na de pun­tos, pi­san­do por de­re­cho pro­pio zo­na eu­ro­pea, como sex­to cla­si­fi ca­do, a un pun­to del quin­to, el Cel­ta. Ade­más, en­ca­de­na tres triun­fos con­se­cu­ti­vos, sin con­tar la de­rro­ta co­pe­ra. Ya ha lo­gra­do tan­tos pun­tos (18) y tan­tas vic­to­rias (5) en Ipu­rua como en la úl­ti­ma Li­ga com­ple­ta.

Pa­ra no per­der la bue­na cos­tum­bre los ar­me­ros vol­vie­ron a ade­lan­tar­se en el mar­ca­dor tras un ini­cio ful­gu­ran­te. Inui se es­tre­nó como go­lea­dor en Es­pa­ña con su ajus­ta­dí­si­mo dis­pa­ro que de­jó sin te­la­ra­ñas las re­des pe­ri­cas.

Tu­vie­ron más opor­tu­ni­da­des pa­ra am­pliar su ven­ta­ja mer­ced al aplas­tan­te do­mi­nio que es­ta­ban te­nien­do, pe­ro en una ju­ga­da ais­la­da el Es­pan­yol lo­gró em­pa­tar. En­ton­ces se equi­li­bra­ron bas­tan­te las fuer­zas, aunque am­bos equi­pos crea­ron al­gu­na oca­sión cla­ra an­tes del des­can­so. Ge­rard Mo­reno pu­do mar­car y jus­to an­tes de mar­char­se a ves­tua­rios Bor­ja Bas­tón tam­bién fa­lló cuan­do lo te­nía to­do fa­vo­ra­ble. Es­ca­lan­te, le­sio­na­do. La se­gun­da par­te co­men­zó pa­re­ci­da, si bien el par­ti­do ha­bía per­di­do vis­to­si­dad. Los vi­si­tan­tes ate­mo­ri­za­ron a la gra­da con un cen­tro en­ve­ne­na­do que ca­si apro­ve­chó Marco Asen­sio y otro dis­pa­ro al pa­lo de Her­nán Pé­rez. No obs­tan­te, fue el blo­que azul­gra­na quien con­si­guió per­fo­rar las re­des con­tra­rias gra­cias al pe­nal­ti co­me­ti­do so­bre Inui con­ver­ti­do por Bor­ja Bas­tón. Lle­va diez (más que na­die del Atlé­ti­co) e igua­la con Arrua­ba­rre­na como má­xi­mos ar­ti­lle­ros del club en la éli­te.

Des­de ese mo­men­to los lo­ca­les em­pe­za­ron a des­me­le­nar­se. Aun así, no fue­ron ca­pa­ces de sen­ten­ciar el cho­que y su­frie­ron pa­ra lle­var­se la vic­to­ria, oc­ta­va en es­ta tem­po­ra­da.

Lo úni­co ne­ga­ti­vo fue que Es­ca­lan­te ter­mi­nó le­sio­na­do y po­dría te­ner afec­ta­do el li­ga­men­to in­terno de su ro­di­lla. Si se con­fi rma­se es­te con­tra­tiem­po Men­di­li­bar ten­dría un gra­ve problema por­que es una pie­za cla­ve, ca­si in­sus­ti­tui­ble.

El rit­mo no pa­ra y los dos con­jun­tos de­be­rán con­ti­nuar com­pi­tien­do en es­te ca­len­da­rio tan apre­ta­do que han di­se­ña­do.

CA­RAS DIS­TIN­TAS. La plan­ti­la ar­me­ra fes­te­ja el triun­fo mien­tras Pau Ló­pez pi­de ex­pli­ca­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.