Car­los Sainz “Si no dis­fru­ta­ra, no es­ta­ría aquí”

El ma­dri­le­ño, que lle­gó ter­ce­ro en la ge­ne­ral a la jornada de des­can­so, cree que es pron­to pa­ra des­car­tar a Al-Attiyah de la lu­cha por el tí­tu­lo: “La ca­rre­ra si­gue abier­ta, aho­ra en­tra­mos en otro ti­po de te­rreno”

AS (Las Palmas) - - MAS MOTOR - HÉCTOR MAR­TÍ­NEZ

Estamos en la jornada de des­can­so, en Sal­ta. La fa­mi­lia de Peu­geot sa­bo­rea una pri­me­ra semana de ca­rre­ra re­don­da, con Loeb, Pe­ter­han­sel y Sainz en los tres pri­me­ros pues­tos. El ma­dri­le­ño atien­de a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción es­pa­ño­les. Es op­ti­mis­ta. Y cau­to. —¿Es­tá don­de es­pe­ra­ba, con to­das las op­cio­nes abier­tas y el Peu­geot, en cu­ya evo­lu­ción tan­to ha par­ti­ci­pa­do, ahí arri­ba? —Hay una par­te muy po­si­ti­va, que es la res­pues­ta del co­che. Los que me co­no­cen po­dían in­tuir que po­día ser así, pe­ro lue­go hay que lle­gar ahí y de­mos­trar­lo. Es­toy muy con­ten­to, pe­ro por su­pues­to que me hu­bie­ra gus­ta­do, en vez de lle­gar ter­ce­ro, ha­cer­lo pri­me­ro, que creo que hu­bie­ra si­do po­si­ble sin esos ca­tor­ce mi­nu­tos y me­dio que per­dí el pri­mer día. Creo que la ca­rre­ra si­gue abier­ta, hay que ser muy pru­den­te, muy cau­to, por­que que­dan dos eta­pas du­rí­si­mas y una semana por de­lan­te. —¿Va a ser una lu­cha só­lo en­tre los Peu­geot? —No. La ca­rre­ra si­gue abier­ta no só­lo en­tre no­so­tros sino con Nas­ser (Al-Attiyah). Aho­ra en­tra­mos en otro ti­po de te­rreno. Creo que es­te Da­kar es­tá sien­do un po­co atí­pi­co, se ve que es­ta semana ha si­do un po­co en­con­tra­da in ex­tre­mis, mu­cho ca­mino, ca­mino, ca­mino… na­da de fue­ra de pis­ta, de na­ve­ga­ción, por lo tan­to ale­ján­do­se un po­co del es­pí­ri­tu del Da­kar. Creo que es­ta semana va a ser más es­pí­ri­tu Da­kar, so­bre to­do dos días, aunque si se va a ca­rac­te­ri­zar por al­go es­ta edi­ción va a ser por la fal­ta de are­na y de de­sier­to.

Hay que ser pru­den­te, que­da una semana y dos eta­pas du­rí­si­mas”

—Es de­cir, ¿no le gus­ta? —Yo creo que el Da­kar tie­ne que te­ner de to­do. Una de las ca­rac­te­rís­ti­cas que te­nía Su­da­mé­ri­ca res­pec­to a Áfri­ca era su plu­ra­li­dad de te­rre­nos. Y ten­go que de­cir que a mí, es­te Da­kar, has­ta aho­ra, no es de los que más me gus­tan. Pe­ro no me gus­ta ha­cer ba­lan­ce has­ta el fi­nal, estamos só­lo a la mi­tad. —Si lle­gan al fi­nal com­pi­tien­do los Peu­geot, ¿cree que va a te­ner al­gu­na li­mi­ta­ción o va a pe­lear de igual a igual? —Me ima­gino que po­dre­mos com­pe­tir de igual a igual, es­tu­ve cin­co años en Volks­wa­gen y allí nun­ca hu­bo ór­de­nes de equi­po. Y me cos­tó pe­lear un Da­kar has­ta el úl­ti­mo ki­ló­me­tro y ga­nán­do­lo por la di­fe­ren­cia más pe­que­ña que ha ha­bi­do has­ta aho­ra, que creo que fue­ron dos mi­nu­tos y me­dio. —¿El ri­val es Pe­ter­han­sel o Loeb, al que qui­zá le pue­de pa­sar fac­tu­ra las du­nas? —No des­car­ta­ría a Loeb, en ab­so­lu­to. Si­go man­te­nién­do­lo igual de fa­vo­ri­to que al ini­cio. —¿Si­gue com­pen­san­do tan­to es­fuer­zo y Na­vi­da­des fue­ra de ca­sa? —Creo que la res­pues­ta es­tá en el re­sul­ta­do. Po­dría es­tar en ca­be­za de la ca­rre­ra sin pro­ble­mas, y si no dis­fru­ta­ra ha­cien­do es­to, no es­ta­ría aquí. Me gus­tan los re­tos. Cuan­do en­tré en Peu­geot el re­to era ha­cer que un dos rue­das mo­tri­ces fue­ra ca­paz de ga­nar el Da­kar. Y eso me ayu­da a te­ner la mo­ti­va­ción, a se­guir di­vir­tién­do­me. —En es­ta se­gun­da semana, ¿el ol­fa­to le in­di­ca un es­pe­cial pe­li­gro en al­gu­na? —La se­gun­da y la ter­ce­ra, Be­lén-Be­lén y Fiam­ba­lá, son las que van a de­ci­dir, se­gu­ro que al­guien se que­da des­col­ga­do. —Y so­bre la al­tu­ra de Bo­li­via, tras to­das las prue­bas en cá­ma­ra hi­po­bá­ri­ca o mon­tan­do en bi­ci­cle­ta en la sau­na. ¿Có­mo fue? —Me sen­tí bien, de he­cho creo que pre­fie­ro la al­tu­ra al ca­lor. Los cin­cuen­ta gra­dos den­tro de un co­che, sin cli­ma­ti­za­ción… a mí pro­ba­ble­men­te me afec­ten más que es­tar a 4.500 me­tros. —Y la úl­ti­ma, le­jos ya del Da­kar, ¿qué pien­sa de su Real Ma­drid? —Lo úni­co que pue­do va­lo­rar es el re­sul­ta­do y que creo que el Ma­drid ju­gó bien. Y que Zi­da­ne me me­re­ce to­do el res­pe­to del mundo, tam­po­co ten­go na­da con­tra Be­ní­tez.

Me ima­gino que los Peu­geot po­dre­mos com­pe­tir de igual a igual”

REUTERS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.