El día que Gal­ca acep­tó el re­ga­lo de Luis En­ri­que

AS (Las Palmas) - - ESPANYOL-BARCELONA - —MOISÉS LLORENS

Su­ce­dió ha­ce ya va­rias se­ma­nas. Cons­tan­tin Gal­ca ya se ha­bía des­vin­cu­la­do del Steaua de Bu­ca­rest, club con el que con­quis­tó el tri­ple­te la pa­sa­da cam­pa­ña (Li­ga, Co­pa y Co­pa de la Li­ga), y de­ci­dió mo­ver el cam­pa­men­to de Ru­ma­nía a Es­pa­ña. Co­no­ce­dor de nues­tro fút­bol y año­ra­do de to­do lo que és­te mue­ve, el aho­ra en­tre­na­dor del Es­pan­yol no du­dó en apro­ve­char la in­vi­ta­ción que re­ci­bió de Luis En­ri­que, que cuan­do su­po que an­da­ba por Bar­ce­lo­na y que te­nía in­te­rés en pre­sen­ciar una de las se­sio­nes con los fut­bo­lis­tas azul­gra­na, le abrió las puer­tas de la Ciu­tat Es­por­ti­va. No to­mó no­tas de lo vis­to, pe­ro sí que dis­fru­tó del es­pec­tácu­lo que pre­sen­ció. El buen ro­llo en­tre am­bos vie­ne des­de ha­ce años. Siem­pre exis­tió má­xi­mo res­pe­to cuan­do eran fut­bo­lis­tas, sien­do ri­va­les am­bos y mi­dién­do­se en der­bis no muy tran­qui­los. Ade­más, tan­to el en­tre­na­dor del Ba­rça como el del Es­pan­yol no du­da­ron en elo­giar­se mu­tua­men­te en las úl­ti­mas se­ma­nas. Los der­bis tie­nen ten­sión, pe­ro Gal­ca y Luis En­ri­que lo ven to­do de ma­ne­ra di­fe­ren­te y es­te me­dio­día ha­rán lo po­si­ble y co­la­bo­ra­rán en re­ba­jar ten­sio­nes en­tre afi­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.