Jor­ge, con cua­tro ama­ri­llas

“No me con­di­cio­na­rá”, anun­cia el za­gue­ro

AS (Las Palmas) - - TENERIFE - —A. SKALE

Jor­ge Sáenz es el fut­bo­lis­ta cu­ya po­si­ción más ha cam­bia­do des­de la lle­ga­da al ban­qui­llo de Jo­sé Luis Mar­tí. El jo­ven cen­tral es­tá cua­jan­do par ti­dos so­bre­sa­lien­tes como el del pa­sa­do do­min­go en El To­ra­lín y, hoy por hoy, re­sul­ta in­dis­cu­ti­ble en los pla­nes del en­tre­na­dor ba­lear. Eso sí, es­tá a una so­la amo­nes­ta­ción de ver­se apea­do del on­ce por san­ción. El za­gue­ro anun­cia que no cam­bia­rá su for­ma de jue­go y que es­ta cir­cuns­tan­cia no le con­di­cio­na­rá.

Es­toy al lí­mi­te, lle­vo dos se­ma­nas así y no pien­so que eso de­ba con­di­cio­nar­me”, apun­tó. “En 90 mi­nu­tos pue­de pa­sar cual­quier co­sa. Si te sa­can tar­je­ta, te la sa­can y ya es­tá, pe­ro mi jue­go no va a cam­biar. Lo que no pue­des per­mi­tir es que un ri­val pa­se y mar­que so­lo por­que tú quie­ras dispu­tar el si­guien­te en­cuen­tro. Lo im­por­tan­te es el bien co­lec­ti­vo”, ra­zo­nó.

En cual­quier ca­so, re­co­no­ció que la quin­ta ama­ri­lla, si lle­ga, se­rá un ma­za­zo. “Ca­si como una ro­ja”, de­fi­nió. “Na­die quie­re de­jar de es­tar en las ali­nea­cio­nes y el ob­je­ti­vo es intentar es­tar el ma­yor tiem­po po­si­ble con cua­tro car­tu­li­nas, sin ser san­cio­na­do”, di­jo tam­bién.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.