El juez re­cha­za impu­tar a Osa­su­na por corrupción

Ve al club como víc­ti­ma de su­pues­tos ac­tos ilí­ci­tos

AS (Las Palmas) - - SEGUNDA-LIGA ADELANTE - U. M. ZU­ÑI­GA /

El ti­tu­lar del Juz­ga­do de Ins­truc­ción 2 de Pam­plo­na es­ti­mó en un au­to co­no­ci­do ayer, por el que re­cha­za impu­tar al club por los de­li­tos de corrupción de­por­ti­va, que de he­cho Osa­su­na es en to­do ca­so la víc­ti­ma de pre­sun­tos com­por­ta­mien­tos ilí­ci­tos de ex­di­rec­ti­vos y exem­plea­dos.

Pa­ra Fer­mín Ota­men­di, el club ro­ji­llo no es au­tor de de­li­to al­guno y ade­más los que aho­ra se in­ves­ti­gan, no se co­me­tie­ron en pro­ve­cho de Osa­su­na. Por ello, de­ci­de que el club se man­ten­ga como acu­sa­ción par­ti­cu­lar den­tro del pro­ce­di­mien­to abier­to, en con­tra de lo so­li­ci­ta­do por la Fis­ca­lía y la acu­sa­ción par­ti­cu­lar ejer­ci­da por LaLi­ga, que ha­bían abo­ga­do por la impu­tación del club como per­so­na jurídica.

El juez in­di­ca que Osa­su­na “en nin­gún ca­so po­dría te­ner res­pon­sa­bi­li­dad pe­nal” por corrupción de­por­ti­va ya que no con­cu­rre una ac­tua­ción a tí­tu­lo de do­lo o cul­pa y no se apre­cia tam­po­co el re­qui­si­to de que el de­li­to se ha­ya co­me­ti­do “en pro­ve­cho de la en­ti­dad”. Pre­ven­ción. En se­gun­do lu­gar Ota­men­di des­car­ta que Osa­su­na ca­re­cie­ra de me­ca­nis­mos pa­ra pre­ve­nir la co­mi­sión de de­li­tos por par­te de sus em­plea­dos o di­rec­ti­vos pues­to que con­ta­ba con un ge­ren­te, una co­mi­sión eco­nó­mi­ca y una au­di­to­ría ex­ter­na de laLi­ga, pe­ro “di­chos me­ca­nis­mos no fun­cio­na­ron como de­bían ha­ber­lo he­cho”.

Por ello exa­mi­na si se pue­de re­pro­char pe­nal­men­te al club es­te in­de­bi­do com­por­ta­mien­to. “De­di­car 900.000

Luis Sabalza eu­ros de un club arrui­na­do al ama­ño de par­ti­dos pa­ra man­te­ner la ca­te­go­ría, una po­si­bi­li­dad tan re­mo­ta, y que de­pen­día de tan­tas va­ria­bles in­con­tro­la­bles, ex­clu­ye la co­mi­sión del pre­sun­to de­li­to en pro­ve­cho del club”. Cree que los di­rec­ti­vos op­ta­ron por “la peor de las po­si­bi­li­da­des”.

El pre­si­den­te, Luis Sabalza, mos­tró su sa­tis­fac­ción: “Siem­pre he de­fen­di­do que no era un ca­so de Osa­su­na, sino un ca­so de las per­so­nas de Osa­su­na”. No cree que to­do el pro­ce­so con­lle­ve un cas­ti­go de­por­ti­vo: “Se­ría el súm­mun que al­guien san­cio­na­se por al­go que un tri­bu­nal ha de­ci­di­do no san­cio­nar”.

“Siem­pre de­fen­dí que no era un ca­so de Osa­su­na sino de per­so­nas del club”

FE­LIZ. El pre­si­den­te Sabalza, a su sa­li­da ayer del Pa­la­cio de Na­va­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.