San­dro “Val­dano no en­ten­día por qué con Be­ní­tez no ju­ga­ba”

AS (Las Palmas) - - REAL MADRID - MAR­COS BE­NI­TO

Val­dano le hi­zo de­bu­tar con el Ma­drid el 13-09-1995 an­te el Ajax en Cham­pions. Se di­jo que el ar­gen­tino im­po­nía a Be­ní­tez que ju­ga­ra en el Cas­ti­lla, pe­ro que el es­pa­ñol no le hi­zo ca­so. Aca­bó mar­chán­do­se...

Us­ted se re­ti­ró ha­ce seis años, pe­ro ha vuel­to a ju­gar con el Iba­rra (gru­po XII de Ter­ce­ra), el equi­po de Las Ga­lle­tas (Te­ne­ri­fe), su lo­ca­li­dad... — Con 41 años que ten­go, siem­pre fui de mo­men­tos. Sur­gió cuan­do ve­nía a ma­tar el gu­sa­ni­llo con los chi­cos aquí al cam­po. Tam­bién tra­ba­jo en la em­pre­sa de mi pa­dre. —Tras la re­ti­ra­da de Raúl, us­ted es el úni­co que si­gue ju­gan­do de aque­lla ‘Quin­ta de la Ga­lle­ta’ (Gu­ti, Raúl, Álvaro Be­ni­to, Da­ni, Víc­tor…). —Se­gui­mos te­nien­do con­tac­to. Te­ne­mos un gru­po de What­sApp en el que es­tán todos los de aque­lla quin­ta, a la que se le de­no­mi­nó así en ho­nor a mi pue­blo. —¿Cree que Raúl aca­ba­rá en­tre­nan­do al Ma­drid? —Raúl es el Ma­drid. No sé si en­tre­na­rá al equi­po den­tro de po­co, pe­ro me da a mí que tie­ne pen­sa­do en al­gún mo­men­to ha­cer­lo. Pe­ro ne­ce­si­ta su mo­men­to y su es­pa­cio, como ha he­cho Zi­da­ne. —La lle­ga­da de Zi­da­ne ha li­be­ra­do a los ju­ga­do­res... —Zi­da­ne lo ha­rá muy bien, es un tío de fút­bol. Sé que to­do evo­lu­cio­na, pe­ro al fi­nal el fút­bol es de los fut­bo­lis­tas. —Tu­vo a Be­ní­tez como en­tre­na­dor en las ca­te­go­rías in­fe­rio­res del Ma­drid. ¿Có­mo era? — Ra­fa siem­pre fue ca­ri­ño­so con esa ge­ne­ra­ción de ju­ga­do­res que sa­li­mos ese año del Cas­ti­lla. To­do el mundo co­no­ce su ca­rre­ra y ahí es­tán sus números. Pe­ro entrenar al Ma­drid es com­pli­ca­do. — Cuan­do es­ta­ba en el Cas­ti­lla con Be­ní­tez, Val­dano le hi­zo de­bu­tar. Cap­pa, su ayu­dan­te, lle­gó a de­cir de us­ted que si se­guía con esa pro­yec­ción po­dría lle­gar a ser como Ma­ra­do­na. Pe­ro Be­ní­tez pa­re­ce que no le te­nía esa con­fian­za... —Con Val­dano yo ju­ga­ba de ti­tu­lar y des­pués con el Cas­ti­lla no lo ha­cía. Creo que no fue ni cul­pa de Val­dano ni de Be­ní­tez, fue más bien cul­pa mía. Con el pri­mer equi­po mos­tra­ba to­do lo que te­nía y des­pués con el Cas­ti­lla, cuan­do vol­vía, no es­ta­ba psi­co­ló­gi­ca­men­te pre­pa­ra­do pa­ra ba­jar. —¿Cuál fue el me­jor ju­ga­dor con el que coin­ci­dió? — Tu­ve la suer­te de te­ner a la ma­yo­ría de mis ído­los en el pri­mer equi­po del Ma­drid. ¿ Quién no ido­la­tra­ba en esa épo­ca a La Quin­ta del Bui­tre? Todos. Pe­ro, sin du­da, el que más me mar­có fue Fer­nan­do Re­don­do. Cuan­do él ju­ga­ba en el Te­ne­ri­fe, yo es­ta­ba en la can­te­ra blan­quia­zul e iba todos los do­min­gos a ver­lo al es­ta­dio con mi pa­dre. Así que te­ner la suer­te de com­par­tir mi­nu­tos y ha­bi­ta­ción con tu ído­lo fue al­go in­creí­ble. — Tam­bién fue com­pa­ñe­ro de ha­bi­ta­ción de Raúl el día de su de­but en La Ro­ma­re­da... — Ru­lo ha­bía da­do un sal­to muy im- por­tan­te. De es­tar en 2 ª B a es­tar dos se­ma­nas des­pués ju­gan­do con el Cas­ti­lla en Pa­la­mós y otra semana des­pués ya de­bu­tar como ti­tu­lar en Za­ra­go­za. Fue un es­pec­tácu­lo. Él es­ta­ba muy ner­vio­so. Esa no­che com­par­ti­mos ha­bi­ta­ción, y él, por no que­rer des­per­tar­me, em­pe­zó a ca­mi­nar por el cuar­to con la luz apa­ga­da. Yo me des­per­té y no­té có­mo al­guien se es­ta­ba mo­vien­do a os­cu­ras. Nos du­cha­mos y sa­li­mos del ho­tel por la puer­ta de atrás a dar una vuel­ta pa­ra re­la­jar­nos. Pa­re­ce que le fue bien, ¿no?

Zi­da­ne lo ha­rá muy bien. To­do evo­lu­cio­na, pe­ro al fi­nal el fút­bol es de los fut­bo­lis­tas” ¿Raúl? Te­ne­mos un gru­po de What­sApp; me da que pien­sa entrenar al­gún día...”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.