La obli­ga­to­ria rein­ven­ción de CR9

AS (Las Palmas) - - MEDIOS - Raúl Agui­le­ra San Francisco (EE. UU.)

Tras la re­cien­te ce­re­mo­nia del Ba­lón de Oro se ha abier­to el de­ba­te so­bre cuán­tos años más ve­re­mos a Cris­tiano en ese duo­po­lio con Mes­si que los con­vier­te a los dos en cla­ros do­mi­na­do­res del pa­no­ra­ma fut­bo­lís­ti­co mun­dial. Las du­das so­bre el crack por­tu­gués, cu­yo ren­di­mien­to ha su­fri­do un im­por­tan­te de­cli­ve en el úl­ti­mo año, em­pie­zan a que­dar con­tras­ta­das. Su edad (31 años) y su pér­di­da de ve­lo­ci­dad fi­gu­ran como prin­ci­pa­les ar­gu­men­tos. Por­que po­ten­cia y ve­lo­ci­dad han si­do has­ta aho­ra sus ar­mas de­mo­le­do­ras pa­ra per­fo­rar de­fen­sas, pe­ro sin ellas Cris­tiano em­pie­za a mos­trar­se im­po­ten­te y frus­tra­do.

El nue­vo re­to pa­ra él con­sis­te en re­con­ver­tir su fut­bol y apren­der a ju­gar de 9. Apren­der a mo­ver­se den­tro del área, a pen­sar y de­fi­nir como un ki­ller, a gi­rar­se en una bal­do­sa con los cen­tra­les vi­gi­lan­do ca­da uno de sus mo­vi­mien­tos.

Cris­tiano lo tie­ne to­do pa­ra con­ver­tir­se en el me­jor de­lan­te­ro cen­tro del pla­ne­ta, aunque pa­ra ello es­te cur­so ten­drá que me­jo­rar tres as­pec­tos: su re­ga­te en cor­to, su efi­ca­cia an­te el marco con­tra­rio y su téc­ni­ca en los lan­za­mien­tos de fal­ta. Esas son sus tres asig­na­tu­ras pen­dien­tes. Si las su­pera po­drá vi­vir en el Olim­po du­ran­te unos cuan­tos años más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.