El ‘seny’ y el cam­bio de Luis En­ri­que

AS (Las Palmas) - - BARCELONA-ATHLETIC - NI­KA CUEN­CA

Has­ta seis ve­ces se van a ver las ca­ras

Ba­rça y Ath­le­tic en es­ta cam­pa­ña, que pa­ra los leo­nes arran­có el 30 de ju­lio. Me­dir­se tan­tas ve­ces a Mes­si y com­pa­ñía des­gas­ta psicológica y fí­si­ca­men­te a cual­quie­ra. Pe­ro si hay un equi­po que no co­no­ce el do­lor en las pier­nas y el des­ma­yo, es el ro­ji­blan­co. Con Val­ver­de al man­do, mez­cla la in­ten­si­dad sin fin de Biel­sa con el au­to­con­trol. El Ath­le­tic se mue­ve con mu­chí­si­ma ca­be­za y al­ter­na la al­tu­ra en la pre­sión se­gún los mo­men­tos. Las ba­jas de Adu­riz y Raúl Gar­cía son tre­men­das. Pierde com­pe­ti­ti­vi­dad y pe­ga­da. Aunque qui­zás se vea hoy a un on­ce más di­ná­mi­co con es­pa­cios, lan­zan­do a esa au­tén­ti­ca ba­la que es Wi­lliams. Sa­bin

Me­rino y él han si­do arie­tes en el fi­lial. Se sa­ben el ofi­cio y tie­nen pier­nas lar­gas.

Su­po­ne el re­en­cuen­tro con Ney­mar tras la lam­bret­ta de la fi­nal de Co­pa. Luis En­ri­que ha cam­bia­do de dis­cur­so so­bre aque­lla fan­ta­sía. Ha­ce tres me­ses, le ti­ró de las ore­jas: “Es­te ti­po de co­sas es­tán muy mal vis­tas en Es­pa­ña. Si yo fue­ra ju­ga­dor del Ath­le­tic, hu­bie­se res­pon­di­do igual o peor (...). In­ten­ta­re­mos, con el tiem­po, con­tro­lar es­to”. En el úl­ti­mo par­ti­do en el Camp Nou, la re­pi­tió con el du­ro Es­pan­yol de­san­gra­do. El úni­co que se ha co­rre­gi­do es Luis en­ri­que, que sa­be que el bra­si­le­ño, un ma­ra­vi­llo­so re­ga­tea­dor, es ya una va­ca sa­gra­da. Del seny, los leo­nes sa­ben co­sas: los líos con su de­le­ga­do por no ce­der el ves­tua­rio lo­cal en la fi­nal, pro­ble­mas con los bo­te­lli­nes de agua o que no in­ter­cam­bian ca­mi­se­tas cuan­do pier­den.

Xavi y Pu­yol ya se han ido.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.