Jo­se­lu “La Pre­mier es dis­tin­ta; no se pi­tan ca­si ni fal­tas”

AS (Las Palmas) - - INTERNACIONAL - A. GABILONDO /

IN­GLA­TE­RRA Jo­se­lu lle­gó es­te ve­rano al Sto­ke City des­pués de mi­li­tar en tres equi­pos de la Bun­des­li­ga. El ex­ma­dri­dis­ta ya es ti­tu­lar e im­por­tan­te en los ‘pot­ters’.

¿Qué tal le va por Sto­ke y por la Pre­mier, Jo­se­lu? —Muy bien. En los cin­co úl­ti­mos par­ti­dos he he­cho dos go­les que ade­más han su­pues­to seis pun­tos, pues fue­ron los que des­ni­ve­la­ron los em­pa­tes. Son co­sas que me ha­cen sen­tir bien. —¿Se sien­te adap­ta­do a In­gla­te­rra? —He lle­ga­do a otra li­ga y a otro país, lo que siem­pre re­quie­re un pe­rio­do de acli­ma­ta­ción. Ade­más es un fút­bol dis­tin­to, más rá­pi­do, tam­bién más fí­si­co, y ca­si sin fal­tas. ¡Ima­gí­ne­se pa­ra un de­lan­te­ro como yo que ten­go que es­tar pe­lean­do con los cen­tra­les! Pe­ro te adap­tas. —En eso le ha­brán ser­vi­do de ayu­da Bo­jan y Mu­nie­sa… —Cla­ro. El gru­po del Sto­ke es muy bueno y ellos me han ayu­da­do to­da­vía más. Vi­vi­mos muy cer­ca los unos de los otros y ca­si siem­pre quedamos pa­ra ha­cer pla­nes jun­tos. Aho­ra mis­mo me co­ge con ellos, pre­ci­sa­men­te… (ri­sas). —En los úl­ti­mos años el con­cep­to del Sto­ke era el de un equi­po con los sa­ques de ban­da como ma­yor pe­li­gro. —Des­de que lle­gó Hughes al ban­qui­llo eso ha cam­bia­do. An­tes se ju­ga­ba más di­rec­to. Pe­ro Bo­jan en la me­dia­pun­ta es un fac­tor di­fe­ren­cial, Ar­nau­to­vic es un gran ju­ga­dor, y con fut­bo­lis­tas así es obli­ga­to­rio intentar ju­gar al fút­bol. —Y us­ted, como nue­ve que es, tan con­ten­to... —Pues sí, a mí me gus­ta es­tar en el área pe­ro tam­bién apo­yar­me en ellos. —Ha­bla de Hughes, su téc­ni­co. ¿Sa­be lo gran de­lan­te­ro que fue du­ran­te su ca­rre­ra? —Yo aca­ba­ba de na­cer cuan­do él bri­lla­ba y no me acuer­do, pe­ro evi­den­te­men­te ten­go muy bue­nas re­fe­ren­cias su­yas. En In­gla­te­rra es muy co­no­ci­do. —¿Y có­mo en­tre­na­dor, ¿qué tal? —Como la ma­yo­ría aquí. No tie­nen un tra­to de­ma­sia­do per­so­nal ha­cia el fut­bo­lis­ta, a di­fe­ren­cia de en Ale­ma­nia o Es­pa­ña, pe­ro a ni­vel fut­bo­lís­ti­co él siem­pre es­tá pen­dien­te de mí. —El Sto­ke es sép­ti­mo a cua­tro pun­tos de Eu­ro­pa. ¿Qué lí­mi­tes se mar­can? —Lí­mi­tes nin­guno. Vamos a intentar ha­cer­lo tan bien como has­ta aho­ra. He­mos ga­na­do a gran­des equi­pos es­ta tem­po­ra­da y en ca­sa so­mos un equi­po muy fuer­te. —El lí­der, el Ar­se­nal, se les es­ca­pó con vi­da el do­min­go. —No­so­tros so­mos ca­pa­ces de ga­nar a cual­quie­ra. En reali­dad en la Pre­mier ocu­rre es­to en todos los par­ti­dos. No hay más que ver lo lo­ca que es­tá la cla­si­fi­ca­ción. El tor­neo es más atrac­ti­vo por ello. —Y del cli­ma que me di­ce… —-¡Que no he­mos vis­to el sol aún! (ri­sas). Pe­ro bueno, soy ga­lle­go. No se me ha­ce ra­ro.

Cam­bio de rum­bo “El Sto­ke ha de­ja­do de ser di­rec­to. Con es­ta plan­ti­lla hay que intentar ju­gar”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.