“No es­pe­ra­ba vol­ver aho­ra a la Se­lec­ción” Eduar­do Gur­bin­do

AS (Las Palmas) - - BALONMANO - E. O. / LA EN­TRE­VIS­TA

Ha­ce dos años, en Di­na­mar­ca, us­ted lle­gó a úl­ti­ma ho­ra y prác­ti­ca­men­te se que­dó iné­di­to: Ma­no­lo Ca­de­nas no con­tó con us­ted. ¿Pen­sa­ba vol­ver a la Se­lec­ción? —Pa­ra ser­le fran­co, no; no en­tra­ba en mis pla­nes es­tar en Po­lo­nia. Ha si­do una sor­pre­sa. Es más, yo te­nía pre­vis­tas unas va­ca­cio­nes con mis ami­gos en el tiem­po de la concentración. —¿Tan mal lo hi­zo como la­te­ral en aquel Eu­ro­peo? —Me lla­ma­ron a úl­ti­ma ho­ra pa­ra cu­brir la ba­ja por le­sión de Alex Duj­se­baev, y lue­go con­té po­co. Ma­que­da ju­gó mu­cho y bien. —La tem­po­ra­da an­te­rior los ru­mo­res le co­lo­ca­ban fue­ra del Bar­ce­lo­na. Sin em­bar­go, se ha que­da­do y re­con­ver­ti­do en ex­tre­mo, de lo que ha ve­ni­do a la Se­lec­ción. —La ver­dad es que ha­bía mu­chos ru­mo­res, pe­ro Pas­qui (en­tre­na­dor del Bar­ce­lo­na) ya me di­jo que con­ta­ba con­mi­go pa­ra es­ta tem­po­ra­da. Vamos, que ju­gué la Fi­nal Four con tran­qui­li­dad; sa­bía que iba a se­guir en el Bar­ce­lo­na. —Qui­zá, su me­jor tor­neo en el Bar­ce­lo­na. —Me sa­lió un buen tor­neo, pe­ro no ha­bía una mo­ti­va­ción es­pe­cial ni na­da por el es­ti­lo. —En me­nos de cua­tro me­ses se ha ga­na­do la con­vo­ca­to­ria como ex­tre­mo zur­do. ¿No le pa­re­ce ex­tra­ño? —Creo que una de mis ca­rac­te­rís­ti­cas es la po­li­va­len­cia, que pue­do ju­gar de ex­tre­mo, de la­te­ral, de cen­tral. No ten­go pro­ble­mas. De lo que me pon­ga el en­tre­na­dor; no ten­go pre­fe­ren­cias con tal de ju­gar, de echar una mano, y de es­tar en el equi­po. —Los ex­tre­mos vi­ven de la ge­ne­ro­si­dad de los la­te­ra­les, y aho­ra le han cam­bia­do de rol. —Siem­pre he si­do un ju­ga­dor más de dar asis­ten­cias a los com­pa­ñe­ros que de su­mar go­les. Esa es otra de las ca­rac­te­rís­ti­cas de mi jue­go; no me im­por­ta tan­to el gol con tal de que los mar­que­mos. —Ma­no­lo Ca­de­nas ha he­cho es­te in­ven­to del tán­dem Gur­bin­do-Duj­se­baev con in­ter­cam­bio de po­si­cio­nes en la pis­ta. —Pue­de dar re­sul­ta­do. En ata­que jue­go de ex­tre­mo y en de­fen­sa de pe­núl­ti­mo, mien­tras que Alex se co­lo­ca en el ex­tre­mo en de­fen­sa. Es la ven­ta­ja que tie­nen los equi­pos con ju­ga­do­res versátiles. —¿Us­ted cree que es­ta Se­lec­ción pue­de lle­gar le­jos? —Es­ta Se­lec­ción es­tá lle­gan­do siem­pre a se­mi­fi­na­les, y es­ta vez la in­ten­ción, las ga­nas, el de­seo, es lle­gar a la fi­nal y ga­nar­la, cla­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.