“El te­nis de Ra­fael Nadal ha per­di­do pe­ne­tra­ción” Tony Ro­che

AS (Las Palmas) - - TENIS - ALE­JAN­DRO DELMÁS

Cam­peón de Ro­land Ga­rros en 1966 y de 13 Grand Slam en do­bles (ade­más de cua­tro Co­pas Da­vis con Aus­tra­lia) en­tre­nó des­pués, en­tre otras fi­gu­ras, a Lendl, Fe­de­rer y He­witt. El aus­tra­liano de­ba­tió con AS el mo­men­to de Nadal.

¿Qué le pa­re­cen la de­rro­ta de Ra­fa Nadal an­te Fer­nan­do Verdasco en pri­me­ra ron­da y la más re­cien­te tra­yec­to­ria de Ra­fa? ¿Se atreve a ana­li­zar la si­tua­ción? —No vi mu­cho del par­ti­do, un po­co de aquí otro de allá, pe­ro ob­via­men­te sí me sor­pren­dí cuan­do vi que Ra­fa Nadal per­día des­pués de ha­ber ido en ven­ta­ja de dos sets a uno. Lo que vi, téc­ni­ca­men­te, es una si­tua­ción pa­re­ci­da a la que le ocu­rrió a Nadal en el par­ti­do con Fa­bio Fog­ni­ni del pa­sa­do US Open, tam­bién en una pis­ta du­ra como es­ta. Su te­nis tie­ne aho­ra me­nos pe­ne­tra­ción que an­tes, so­bre to­do el ti­ro cru­za­do de drive. Eso es lo que se ve des­de fue­ra. Y me sor­pren­de. Si me pre­gun­ta por qué, no lo sé y tam­po­co en­tien­do có­mo ha lle­ga­do a ser así. En el res­to del jue­go no hay mu­chas no­ve­da­des. —¿Pue­de ser más ex­plí­ci­to en los de­ta­lles? — El jue­go de Nadal siem­pre ha si­do al­go cor­to, no tan lar­go como el de Ro­ger Fe­de­rer o in­clu­so, en sus tiem­pos, de Ivan Lendl. So­bre to­do en de­fen­sa, Ra­fa siem­pre ha ju­ga­do cor­to, pe­ro al me­nos, su bo­la siem­pre lle­va­ba más o me­nos to­ps­pin, el efec­to de sa­li­da con el que agre­día y da­ña­ba al ri­val. Aho­ra ya no tie­ne ese efec­to y como la bo­la si­gue sien­do más o me­nos cor­ta, en­ton­ces, y en una pis­ta como es­ta o la del US Open, es como si no tu­vie­ras na­da. En tie­rra le pue­den ir al­go me­jor las co­sas. —¿No tie­ne in­di­cios de lo que ha po­di­do pa­sar, in­clu­so con la fa­ci­li­dad en que se le res­ta el sa­que? — Fí­si­ca­men­te, Ra­fa pa­re­ce al­go más len­to que en sus pri­me­ros tiem­pos, pe­ro es nor­mal, por­que ha te­ni­do le­sio­nes y ya lle­va... ¿cuán­tos años de ca­rre­ra?, ¿ una do­ce­na? Más de diez en to­do ca­so. Se ve esa pér­di­da de kick tam­bién en el sa­que, eso lo ve cual­quie­ra. Pe­ro en lo téc­ni­co, in­sis­to: no sé có­mo se ha lle­ga­do has­ta aquí y no lo en­tien­do. Lo que sí sé es que con ese jue­go de aho­ra, él mis­mo se po­ne en las ma­nos de ju­ga­do­res con el po­de­río ( po­wer) que tie­ne el mis­mo Verdasco: en es­tas con­di­cio­nes, ellos pue­den ata­car­le a su en­te­ra vo­lun­tad ( at will). Eso qui­zá ex­pli­que có­mo Verdasco se re­cu­pe­ró en el quin­to set cuan­do per­día 0-2 y a un pun­to del 0-3. —¿Có­mo ve el fu­tu­ro de Ra­fa Nadal? —Sé que Ra­fa es un com­pe­ti­dor in­creí­ble y que se­gui­rá tra­ba­jan­do a fon­do, como siem­pre. Pe­ro él, bá­si­ca­men­te, ha cam­bia­do po­cas co­sas en su jue­go. Se­gu­ra­men­te por­que le ha ido tan bien... pe­ro el te­nis de hoy es pa­ra ju­ga­do­res fí­si­ca­men­te po­de­ro­sos, de los que us­te­des tie­nen otro buen y pro­me­te­dor ejem­plo en Gar­bi­ñe Mu­gu­ru­za. El plan­tea­mien­to es que Nadal qui­zá ten­dría que cam­biar al­go pa­ra ade­cuar­se a es­tos tiem­pos y ga­nar esa pe­ne­tra­ción y pro­fun­di­dad de las que aho­ra ca­re­ce. Pe­ro no soy yo el que de­be de­cir cuán­tos y có­mo de­ben de ser esos cam­bios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.