Es­ta­ría dis­pues­to a ve­nir aho­ra

AS (Las Palmas) - - REAL MADRID - GUI­LLEM BA­LA­GUÉ

Al­go es­tá pa­san­do. Da la im­pre­sión de que el Ma­drid se es­tá pre­pa­ran­do pa­ra la peor de las po­si­bi­li­da­des, que no pue­da fi­char el pró­xi­mo ve­rano. Y ha to­ca­do va­rias te­clas pa­ra ave­ri­guar si al­guien se ani­ma­ría a ve­nir aho­ra. Pe­ro no un cual­quie­ra, sino ju­ga­do­res del má­xi­mo ca­li­bre. Y re­sul­ta que, en­tre todos ellos, hay uno que ha­ría lo po­si­ble y ca­si lo im­po­si­ble pa­ra ve­nir. Pe­ro la co­sa no aca­ba ahí: re­sul­ta que el equi­po al que per­te­ne­ce no des­car­ta esa op­ción. Estamos ha­blan­do de Le­wan­dows­ki y el Ba­yern Mú­nich.

Se­ría el fi­cha­je del si­glo por mu­chas co­sas. Sa­car­le al Ba­yern a su de­lan­te­ro es­tre­lla, a mi­tad de tem­po­ra­da, cuan­do sue­ña con ga­nar­lo to­do de nue­vo, re­quie­re de mu­cho di­ne­ro y de mu­cha di­plo­ma­cia. De la me­jor di­plo­ma­cia po­si­ble. Las pa­la­bras de Bec­ken­bauer (“Es un po­si­ble can­di­da­to a ir al Ma­drid”) son in­ter­pre­ta­das por mu­chos como un men­sa­je al equi­po blan­co, como si qui­sie­ra al­go a cam­bio (¿Is­co, Ben­ze­ma?). Y el ju­ga­dor es­ta­ría dis­pues­to a ha­cer las ma­le­tas ya mis­mo por­que es el sue­ño de su vi­da. Y las dos co­sas son ro­tun­da­men­te cier­tas: que se quie­re ir y que desea re­ca­lar cuan­to an­tes en el Ma­drid. Pa­ra ga­nar el Ba­lón de Oro, pa­ra ob­te­ner más tí­tu­los, y más pres­ti­gio. Pe­ro por­que un día, ha­ce tiem­po, so­ñó des­pier­to que su des­tino le lle­va­ba a Ma­drid. Qué si­tua­ción tan ex­tra­or­di­na­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.